La DGT pone en marcha un dispositivo de control de velocidad con 20.000 controles diarios

Agentes de la Guardia Civil

En 2014 se produjeron 20 accidentes mortales en carretera en los que la velocidad intervino como factor desencadenante, incidentes que provocaron la muerte de 24 personas y causaron heridas graves a otras tres en Castilla y León.

La Dirección General de Tráfico llevará a cabo una campaña especial de concienciación entre este lunes y el domingo, a través de divulgación de mensajes en medios de comunicación y de intensificación de controles en las carreteras, tanto por parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como de los agentes de las Policías Locales de los Ayuntamientos adscritos a la campaña especial de intensificación de controles de velocidad.

  

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentarán los controles sobre dicho factor de riesgo, con el objetivo de realizar unos 20.000 controles diarios de velocidad a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de unos 140.000 controles.

  

Durante el año 2014 se produjeron 20 accidentes mortales en carretera en los que la velocidad intervino como factor desencadenante de los mismos, incidentes que provocaron la muerte de 24 personas y causaron heridas graves a otras tres en las carreteras de Castilla y León.

  

En 2014, del número total de muertos registrado, un total de 49, se produjeron en accidentes por salidas de la vía, en los cuales en doce de ellos la velocidad tuvo una incidencia directa. Asimismo, fallecieron nueve peatones por accidente de tráfico en zona interurbana en Castilla y León.

 

INFORME OMS

  

Según informe de la Organización Mundial de la Salud, los peatones incurren en un riesgo de en torno al 80 por ciento de morir atropellados a una velocidad de impacto de 50 kilómetros por hora (km/h), mientras que el riesgo se reduce a un 10 por ciento con una velocidad de 30 km/h.

  

A partir de una velocidad de 80 km/h las posibilidades del peatón de no resultar muerto son prácticamente nulas. Para los ocupantes del automóvil, el llevar puestos los cinturones de seguridad en coches bien diseñados, puede proporcionarles protección para una velocidad máxima de 70 km/h en impactos frontales y de 50 km/h en laterales.

  

Durante la camapap de velocidad entre el 18 y el 24 de agosto de 2014, la provincia en la que se produjo un mayor porcentaje de denuncias fue Palencia con un 8,85 por ciento del total de las pruebas realizadas (9.395) mientras que la provincia que menor porcentaje de denuncias presentó fue Valladolid con un 5,38 por ciento del total de las pruebas realizadas (16.602).