La DGT desmiente que esté estudiando implantar carnet, matrícula o seguro para las bicicletas

La base del sistema SALenBici que hay en el parque del Tormes, en Salamanca. Foto: Alba Villar

El rumor partió del Encuentro sobre la bicicleta celebrado el pasado sábado en el Centro Superior de Educación Vial de Salamanca de Tráfico.

La Dirección General de Tráfico desmiente y lamenta la tergiversación deliberada que se está realizando en relación con el Encuentro sobre la bicicleta celebrado el pasado sábado en el Centro Superior de Educación Vial de Salamanca de Tráfico.

 

El encuentro tuvo como fin reunir a los agentes sociales, asociaciones  e instituciones ligadas al mundo de la bicicleta para conocer de primera mano las diferentes visiones de los protagonistas.

 

En dicho foro, cuyo único objetivo es promover el uso de la bicicleta y mejorar las condiciones de uso de la misma como medio de transporte seguro y sostenible, se puso de manifiesto que la DGT no tiene intención alguna de implantar carnet, matrícula ni seguro para las bicicletas.

 

La jornada ha tenido una excelente acogida por parte de la inmensa mayoría de los colectivos. Tan solo uno de ellos trata de obstruir el proceso que la DGT ha iniciado para  tratar de dar cauce al fenómeno de la bicicleta como medio de transporte sostenible.

 

De las conclusiones se deduce que la mayoría de colectivos están de acuerdo en la necesidad de elaborar un Plan Estratégico de la bicicleta, con la participación de las administraciones, asociaciones y colectivos de ciclistas, para definir las directrices básicas. Esta tarea se encomienda al Grupo de Trabajo 44, sobre ciclistas que funciona en el seno del Consejo Superior de Tráfico, con el fin de seguir avanzando.

 

También se destacó la necesidad de formación, voluntaria, para los ciclistas y valorar la inclusión en seguros personales o de hogar, también voluntaria, de una cobertura para ciclistas.

 

Como se puede comprobar a continuación, las conclusiones a las que llegaron en dicho encuentro y en la que todos los participantes estuvieron de acuerdo, no se habla en ningún momento de matriculación, ni de permiso ni de seguro obligatorio:

 

1.      Elaboración de un Plan estratégico de la bicicleta, dinámico  y realista, que ponga en valor y potencie su uso como medio de transporte y marque directrices e indicadores para su evaluación y seguimiento. Estos indicadores se centrarán en aspectos como: costes energéticos, movilidad, salud, empleo, seguridad vial, infraestructuras…, siempre en conexión con los municipios, las empresas del sector de la bicicleta, las universidades y demás entidades afectadas.

 

2.      Para su elaboración se contará con la participación de las diferentes administraciones (central, autonómica y local), así como asociaciones y otras entidades de ciclistas y de cuantas materias estén vinculadas al uso de la bicicleta y su movilidad sostenible y segura.

 

3.      El Plan sobre la bicicleta contendrá las directrices básicas para su posterior adaptación a los diferentes ámbitos de aplicación.

 

4.      Para el desarrollo del Plan, se plantea la conveniencia de encomendar la tarea al Grupo de Trabajo 44 sobre ciclistas, constituido en el seno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de la DGT, al que se podrán incorporar nuevos participantes a fin de contemplar los diferentes aspectos expuestos en esta sesión de trabajo.

 

5.      Para garantizar una movilidad segura y sostenible es preciso que se establezcan los contenidos mínimos formativos, no solo para los conductores de bicicleta, sino para todos  los usuarios de la vía pública. Estos contenidos giraran en torno a los siguientes ejes:

 

a.      Cambio de paradigma: de la motorización a la movilidad segura, sostenible y saludable.

b.      Los valores sociales aplicados a la movilidad y la convivencia ciudadana entre todos los usuarios de las vías.

c.      Los colectivos vulnerables, tanto en movilidad como en riesgo social, se incorporarán de forma transversal.

Estos contenidos se transmitirán a través de todos los agentes sociales representados e implicados en la materia.

 

6.      La formación se plantea como voluntaria, fomentada por políticas de incentivos y bonificaciones, y respaldada por la red de colaboradores con capacidad de difusión.

 

7.      La formación no se circunscribe al ámbito formal como pueda ser el educativo, sino que también habrá de fomentarse en contextos no formales como las empresas, las asociaciones, la administración local, etc.

 

8.      Es importante destacar que los agentes implicados para impartir esta formación habrán de tener experiencia en el uso y manejo de la bicicleta en los diferentes entornos.

 

9.      Para la movilidad segura de los ciclistas se identificarán las posibles soluciones, cuya aplicabilidad vendrá condicionada a las características de la infraestructura, pero velarán en todo caso por la convivencia pacífica.

 

10.    Valorar la inclusión en los seguros personales o de hogar de una cobertura a los ciclistas, en caso de robo o accidente.