La Despensa gana un 'descenso del Esgueva' marcado por el buen humor

El capitán, orgulloso del barco ganador. D. ÁLVAREZ
Ver album

En la décima edición de este divertido evento organizado por la peña 'Los hijos de Baco' el navío del bar vallisoletano venció en primera ronda y certificó su triunfo en la segunda.


 

Grandes dosis de humor y algo de conocimiento marítimo se dieron cita este miércoles 7 de septiembre en las aguas poco bravas del río Esgueva a su paso por las facultades de Industriales y Filosofía y Letras, donde la organización, a cargo de 'Los hijos de Baco' montó la zona de regatas.

 

Con cerca de medio metro de eslora, la embarcación botada por la peña La Despensa logró hacerse con el triunfo de la décima edición del descenso 'internacional' del río vallisoletano ante la expectación de cerca de 150 aficionados. En una primera manga en la que compitieron seis navíos, el bajel de corcho de La Despensa, guiado por su capitán (quién, al igual que el resto, no podían interferir de ninguna forma en la voluntad de la corriente fluvial), logró la primera posición con claridad y el pase a la final. Ahí, con los tres buques más rápidos en la anterior manga, los jueces tuvieron que recurrir a la foto finish para dictaminar que, de nuevo, La Despensa había diseñado el bote más veloz.

 

Aunque lo de menos, evidentemente, era quien ganase la prueba. Las risas desde el primer momento, donde Mario, de 'Los hijos de Baco', hizo de maestro de ceremonias, se prolongaron durante todo un evento en el que, al final, se celebró una pequeña carrera de relevos con los peñistas enfundados en flotadores y corriendo sobre las aguas del Esgueva.

 

Una forma genial de sofocar el elevado calor y también, por qué no, de poner en valor la zona del río Esgueva. En definitiva, una manera divertida en el que las peñas se hermanan para disfrutar todos juntos de un evento peculiar. Desde ya, los ingenieros de las diferentes agrupaciones tendrán que pensar en los diseños del 2017 para intentar ganar este prestigioso premio al buen cachondeo.