La derrota más inoportuna del Blancos de Rueda

En uno de sus peores partidos de la temporada, el Blancos de Rueda se complicó el camino hacia la permanencia con una derrota dolorosa e inoportuna ante un Canarias superior (76-92).


El CB Canarias ha arrollado a un Blancos de Rueda que se ha mostrado inoperante, sobre todo desde el punto de vista defensivo, faceta en la que sí ha mostrado una gran intensidad el cuadro insular, que con esta victoria deja sellada su permanencia en la primera categoría del baloncesto español.
 

Los tinerfeños salieron enchufados desde el inicio, con Sekulic como referente anotador pero también en el juego interior, donde frenó a Nacho Martín y a Sinanovic, lo que permitió a su equipo situarse por delante en el marcador en diversas ocasiones, si bien aún no se había afianzado en la pista.
 

El trabajo colectivo de los vallisoletanos permitiría a éstos llegar al final del primer cuarto con una ventaja de cuatro puntos (24-20), renta que pasaría a manos de los canarios en el segundo cuarto, merced al acierto desde la línea exterior, a la intensidad defensiva y a la efectividad reboteadora (34-38).
 

A pesar de que el técnico local, Roberto González, intentó devolver la claridad de ideas a su equipo, fundamentalmente en el plano defensivo, donde bajó el nivel de manera alarmante, el CB Canarias se mostró más seguro y con más confianza, con lo que pudo llegar al descanso con una ventaja de ocho puntos (37-45).
 

Tras la reanudación, el CB Canarias imprimió un ritmo rápido que bloqueó la capacidad defensiva local, lo que le llevó incrementar la renta hasta los 16 puntos (39-55) en el minuto 24 que, aunque González buscó frenar con un nuevo receso, siguió aumentando hasta los 26 puntos (44-70).
 

La aparición estelar de Jordi Grimau en el cuadro local en los últimos compases del tercer cuarto redujo esa ventaja visitante a 17 puntos (53-70), que los insulares supieron administrar para hacer frente a un Blancos de Rueda que buscó apurar al máximo sus escasas opciones de victoria.
 

Ese esfuerzo cayó en saco roto ante el trabajo de equipo visitante y la experiencia y calidad de jugadores como Sekulic, Blanco y Uriz, que llevaron al CB Canarias a sumar su quinto triunfo consecutivo y asegurarse su presencia en la máxima categoría del baloncesto nacional la próxima temporada.
 

76- Blancos de Rueda (24+13+16+23): Cizauskas (6), Montañez (7), Grimau (9), Martín (16), Sinanovic (6) -cinco inicial-, Porta (9), Humphrey (2), O'Leary (17) y Navarro (4).
 

92- CB Canarias (20+25+25+22): Uriz (16), Blanco (15), Rost (7), Donaldson (4), Sekulic (18) -cinco inicial-, Bivia (8), Lampropoulos (2), Richotti (10), Guillén (10) y Chagoyen (2).
 

Árbitros: Conde, Martínez Díez y Sacristán. No hubo eliminados.
 

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo novena jornada de Liga Endesa, disputado en el pabellón Pisuerga ante 6.100 espectadores. El partido contó con un testigo de excepción, el seleccionador nacional, Juan Antonio Orenga.
 

Noticias relacionadas