Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La delegación del Parlament se marcha con el mensaje de "esto no acaba aquí"

Los tres diputados del Parlament de Cataluña enviados al Congreso para defender la proposición de ley para ceder a la comunidad la competencia para convocar un referéndum han advertido de que la consulta es irrenunciable y han rechazado las alternativas ofrecidas por PP y PSOE.

Jordi Turull (CiU), Marta Rovira (ERC) y Joan Herrera (ICV-EUiA) han subido por segunda vez a la tribuna de oradores después de escuchar a todos los grupos del Congreso y han avisado de que su negativa a la iniciativa del Parlament no frenará la consulta prevista para el 9 de noviembre.

"No nos vamos con resignación, nos vamos con más reafirmación. No digan que es imposible porque, como dijo Mandela, todo parece imposible hasta que se hace", ha expuesto el diputado de CiU, quien ha defendido que la delegación del Parlament representa a "centenares de miles de nombres y apellidos" de Cataluña.

Turull ha reprochado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que sólo ofrezca "resignación" y se aloje en "la cultura del miedo y el apocalipsis" y también ha rechazado la propuesta federalista del PSOE, a quien ha recordado que el programa electoral del PSC se comprometía a hacer las reformas necesarias para que los catalanes puedan decidir su futuro.

También la diputada de ERC ha advertido de que no volverá a Cataluña "con los brazos caídos" porque "esto no acaba aquí". "Cómo vamos a decir que no podemos ser normales y decidir nuestro futuro pacífica y democráticamente", ha preguntado recordando que Cataluña es "anterior a la Constitución".

"Hemos venido a tender las manos, pero si se nos da la espalda el pueblo de Cataluña, volverá a darse las manos para votar", ha insistido tras hacer una referencia al expresidente catalán Pasqual Maragall, a quien ha definido como la persona "que más ha creído" en el federalismo, momento que ha aprovechado para acusar a los socialistas de haber "acabado" con su vida política. En la réplica, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido que se retiren estas palabras.

Por su parte, Joan Herrera ha acusado al Gobierno, PP y PSOE de desvirtuar el debate y ha insistido en que se trata de una consulta "no vinculante" para conocer la voluntad del pueblo catalán. A su juicio, el problema obedece a que en España "falta cultura federal y democrática". Según ha recordado, en Quebec han ganado los federalistas y ha asegurado que esto ha sido posible porque allí antes "se permitió votar".