La Defensora del Pueblo pide que la Ley de Transparencia afecte a la Casa del Rey con "prudencia y suficiencia"

Soledad Becerril en su toma de posesión
La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, es partidaria de que la Casa del Rey se vea afectada por la futura Ley de Transparencia pero ha pedido que su inclusión se contemple "con prudencia, pero con suficiencia" y, sobre todo, teniendo en cuenta que se trata de una institución con un tratamiento constitucional diferenciado.
MADRID, 10 (EUROPA PRESS)



Así se ha pronunciado Becerril ante la Comisión Constitucional del Congreso, donde se la ha invitado en calidad de experta para que dé su opinión sobre el proyecto de ley de Transparencia, acceso a la información y buen gobierno que se tramita en la Cámara.

Para Becerril, no hay duda de que la Jefatura del Estado no puede someterse a las mismas obligaciones de transparencia que el resto de instituciones, porque la Constitución le otorga un "tratamiento diferenciado" y le reserva incluso un título específico.

"La Casa del Rey debe tener una prudente y aceptable inclusión en la ley pero diferenciada. Nos parece muy bien que esté incluida y espero que se haga con prudencia, pero con suficiencia", ha enfatizado.

En líneas generales, Becerril ha reclamado que la nueva ley sirva para que los "ciudadanos tengan el acceso a la información pública que merecen en una sociedad con un sentido profundo de la democracia". En este contexto, es partidaria de que la administración responda a las peticiones de información, aunque sólo sea para informarle de que el organismo al que se han dirigido no tiene competencias sobre los datos demandados.

A VECES NO CONTESTABAN NI AL DEFENSOR

En este punto, se ha quejado de que hasta 2011 había más de medio centenar de instituciones que ni siquiera contestan al Defensor, situación que ha empezado a cambiar desde que la institución anunció que daría cuenta a la Fiscalía cuando no se respondiera a sus requerimientos.

El proyecto de ley remitido por el Gobierno establece el silencio negativo, que abre la puerta a recurrir pasado un tiempo de no respuesta, aunque algunos grupos de la oposición son partidarios del silencio positivo, que obligaría a publicar de inmediato lo que no se ha respondido.

Becerril no ha querido ahondar en esta dicotomía, y se ha limitado a comentar que, a su juicio, el silencio positivo, que rige en la ley de procedimiento administrativo aunque con excepciones que son pertinentes, es adecuado.

GRABACIÓN DE LOS PLENOS MUNICIPALES

Por otra parte, ha defendido que los entes locales den información "desmenuzada" y muy detallada, por ejemplo, sobre los convenios y planes urbanísticos. Asimismo, ha apuntado las recomendaciones formuladas por la Defensoría del Pueblo para evitar el despilfarro de los recursos públicos, fomentar el acceso a la información ambiental y promover la grabación de los plenos municipales por parte de los ciudadanos que así lo deseen.

Además, Becerril ha aprovechado su comparecencia para presentar la nueva página de la institución en Internet en la que se pueden consultar cómo gasta la institución los 14 millones de euros con los que cuenta de presupuesto en los últimos años.