La Defensora del Pueblo avisa de una "desatención masiva" de la protección de los menores en las televisiones

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha avisado de que existe un "problema de masiva desatención" de la protección de los menores en la televisión, "tanto por parte de cadenas públicas como privadas".
MADRID, 27 (EUROPA PRESS)



En su último Informe Anual, que presenta este martes en las Cortes, Becerril afirma que "un año más" su departamento ha comprobado que "continúa produciéndose, de forma reiterada, el incumplimiento de las normas reguladoras de la programación y de la publicidad audiovisual, tanto por parte de cadenas públicas como privadas, y no se respetan los límites impuestos para la protección de la juventud y de la infancia".

Para la Defensora del Pueblo, la solución a este problema "únicamente puede venir de la mano del establecimiento, largamente reclamado" por su oficina, de un órgano de protección de los usuarios, con capacidad de supervisión de los contenidos y potestades sancionatorias. "Este es un ámbito en el que es preciso cubrir el déficit regulatorio que España tiene respecto de sus socios europeos", apunta.

En octubre de 2012, se remitió a las Cortes Generales el Proyecto de Ley de Creación de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, órgano en el que se pretende agrupar las funciones de, entre otros organismos, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y el nonato Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, que se creó con la intención de que sirviese como órgano de supervisión de la programación de las cadenas.

"Esta Institución sigue con interés los trabajos parlamentarios en curso y confía en que con ellos se llegue a la puesta en marcha de una autoridad audiovisual dotada de instrumentos jurídicos eficaces y suficiente capacidad de acción", señala la Defensora.

La Ley General de Comunicación Audiovisual fija el horario de protección de los menores entre las 06.00 y las 22.00 horas. Además, la ley establece unas franjas de protección reforzada de lunes a viernes entre las 08.00 y las 9.00 horas y entre las 17.00 y las 20.00 horas, mientras que esta franja de especial atención a los menores los fines de semanas se extiende entre las 9.00 y las 12.00 horas.

Los contenidos calificados como recomendados para mayores de 13 años deberán emitirse fuera de esas franjas horarias, manteniendo a lo largo de la emisión del programa que los incluye el indicativo visual de su calificación por edades. Asimismo, la normativa establece que los anuncios no deben producir perjuicio moral o físico a los menores e impone una serie de limitaciones.