La ‘Cuchara mágica de la abuela’, dispuesta a saciar a los vallisoletanos

El Ayuntamiento, en colaboración con el grupo Gregorio Díez y Hosteleros, ha presentado una ruta de 30 locales en el centro que promueven el tapeo.

LOCALES PARTICIPANTES:

 

Corinto, El Angelillo, Molinero, La Parrilla de San Lorenzo, Ágora, Doblete, Caroba, Monso Uno, Cascajares, La Criolla, El Pozo, El buen tapeo de Bimi, Herbe, La Mina, Ceyjo, Tito's, La Cantina, Alarcón, El Adobo, Ole con Ole, El Hueco, Taberna Pradera, Cervantes tapas y copas, Ángela, Casa Marcela, María, Semilla negra, Enara, Momento Afterwork y Hoy cocina la abuela.

“Casi es el mejor momento para presentar una iniciativa así, con el tiempo que hace”, comenzaba el alcalde Javier León de la Riva. Y es que el Ayuntamiento, en colaboración con el grupo de distribución Gregorio Díez y la Asociación de Hosteleros de Valladolid ha presentado la llamada ‘Ruta de la cuchara mágica de la abuela’, con la que se pretende incentivar el tapeo de cuchara por el centro de la ciudad.

 

¿Qué en qué consiste? Bien fácil. Hasta 30 locales que rondan la Plaza Mayor, San Miguel y Poniente ofrecerán de lunes a viernes de 13.00 horas hasta las 15.00 –mejor hora imposible- una cazuelita de guiso acompañada de una copa de vino a un precio de entre dos y tres euros, a elección del dueño del establecimiento.

 

“Tomar un cazuelito caliente, una costilla o un pequeño guiso, acompañado de un buen vino de Cigales junto a los amigos siempre apetece”, ha seguido De la Riva. “A pesar de lo que digan algunos, Valladolid va ganando importancia gastronómica en España, pudimos verlo por ejemplo en Madrid Fusion, donde el stand de Castilla y León triunfó en ese sentido”.

 

Las cazuelitas en cuestión serán creadas por cada uno de los treinta establecimientos, de manera que cada uno se lo presentará a la clientela como considere conveniente. Es decir, no hay ningún tipo de factor común o que obligue a los bares a cocinar una cazuelita en concreto, excepto el hecho de que haya que consumirlo con cuchara, siempre acompañada por un vino tinto de Carramimbre, verdejo de PradoRey o el clarete Luna de Cigales.

 

La duración del evento, como han explicado el alcalde, acompañado de la concejala de Comercio, Turismo y Cultura Mercedes Cantalapiedra, la modelo Estefanía Luyk, que ha hecho de anfitriona, y Ana García en representación del grupo Gregorio Díez, será ilimitada, de manera que en función de la época del año se irá adaptando la tapa que contenga la cazuelita.

 

Además, como ha explicado De la Riva, por cada tapa se entregará un boleto para entrar en un sorteo de un viaje a Canarias para dos personas, que tendrá lugar el 3 de abril.