La crisis redujo a la mitad el número de prostitutas y clubes en Valladolid

En 2006 operaban en Valladolid cerca de 400 prostitutas con la presencia de 15 clubes de alterne. En 2014 el número de mujeres ha descendido a los dos centenares y el de locales a ocho. Lo recoge un estudio del Ayuntamiento y de ACLAD.

Albor atendió en 2014 a 343 mujeres

 

El Centro de Día Albor ha atendido a lo largo de 2014 a 343 mujeres, de las cuales el 60 por ciento eran inmigrantes. Se han efectuado 2.700 intervenciones en la calle, y la cifra de atenciones de apoyo en el Centro de Día alcanza las 9.200.

 

Por su parte, el proyecto LUA, de ACLAD, organizó en 2014 un total de 26 talleres, atención médica social y psicológica a 140 usuarias y la formación de doce mediadores.  El alcalde, Javier León de la Riva, dice que se seguirán dos líneas fundamentales: “Integrar a las mujeres que ejercen la prostitución en el ámbito laboral y prevenir la violencia de género, ya que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad

El negocio de la prostitución en Valladolid también ha sido víctima de la crisis. Desde 2006 el número de prostitutas se ha reducido a la mitad en Valladolid con una población estimada de 200 trabajadoras del sexo y el número de clubes de la ciudad pasó de quince a ocho en estos últimos años.

 

Así se desprende del ‘estudio sobre la prostitución en el ámbito local’ elaborado por el Ayuntamiento de Valladolid y la ONG ACLAD y que ha sido presentado este miércoles por el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, en presencia de la presidenta de ACLAD, María Gutiérrez Cortines y la directora del Centro Albor de las Hermanas Oblatas, Leonor Nieto Arévalo.

 

El número de clientes del negocio de la prostitución también ha descendido. Las prostitutas de media realizan una media de 2,5 servicios al día (en 2006 era de 5,5) con un precio medio de 33 euros. No obstante, siguen trabajando una media de doce horas al día durante seis jornadas a la semana, aunque sus ingresos han bajado considerablemente con respecto a 2006, año en el que también se elaboró un estudio de similares características.

 

José Manuel Martín, técnico de ACLAD, ha alertado que ha aumentado la violencia de género que sufren las mujeres, sobre todo en su ámbito doméstico. Pisos y viviendas se convierten en el lugar mayoritario donde se ejerce la prostitución (un 65%). El estudio recoge que el perfil mayoritario es de una mujer extranjera, en situación legal, en torno a 35 años con hijos a su cargo y con estudios primarios, en la mayoría de los casos.

 

El 76 por ciento de las mujeres que ejercen la prostitución en Valladolid no son españolas y la media de edad de estas mujeres es de 26 años. Los datos que arroja el estudio, que ha sido elaborado gracias a 89 encuestas, confirman que un importante número de clientes se niega a usar el preservativo o pone dificultades en su empleo (38,2%). A pesar de conocer los riesgos que conllevan algunas prácticas sexuales, las entrevistadas las llevan a cabo en un 60 por ciento de las ocasiones.

 

El 34,72 por ciento de las mujeres no se realiza las revisiones médicas mínimas para detectar infecciones, que al menos una de cada cuatro ha sufrido en alguna ocasión. Otro de los datos importantes es que seis de cada diez mujeres no tenían intención de ejercer la prostitución cuando llegaron a España y el 70 por ciento se ha planteado dejar esta práctica, si las condiciones económicas lo permitieran.

 

Las adicciones en el mundo de la prostitución en Valladolid son importantes. Cerca del 45 por ciento de las prostitutas es adicta al tabaco, cuatro de cada diez al alcohol y un importante porcentaje consume cannabis (14%) y cocaína (17%) habitualmente.