La 'crème de la crème' de la colección fotográfica de Lola Garrido llega a Valladolid

Una visitante contempla una de las obras de la muestra. TRIBUNA

La sala de exposiciones de San Benito acoge instantáneas de figuras de la fotografía contemporánea como Man Ray, Robert Capa o Henri Cartier-Bresson.

La 'crème de la crème' de la colección de Lola Garrido desembarca en la sala de exposiciones de San Benito de Valladolid capitaneada por instantáneas de figuras de la fotografía contemporánea como Man Ray, Robert Capa o Henri Cartier-Bresson.

 

'En el Transcurso del Tiempo. Retratos del siglo XX. Colección Lola Garrido' exhibe más de un centenar de retratos de figuras como Marlene Dietrich, Marilyn, Bernard Shaw, Alexander Vesnin, Vitaly Zhemchuzny o Elisa Altmann, además de otras instantáneas de ciudades como Nueva York, de migrantes, refugiados o habitantes del campo.

 

Escenas cotidianas, domésticas o de la calle, el mundo de la moda, rodajes o anuncios publicitarios conviven, en blanco y negro y en color, con míticas imágenes como la 'Muerte de un Soldado Republicano' de Capa o las de Marilyn, integrantes de una colección que habla "de la fotografía que hay detrás de la fotografía" y en la que conviven modernismo o corriente americana, entre otras.

 

Todas las que se pueden ver en Valladolid, firmadas por Cartier-Bresson, Diane Arbus, Alfred Stieglitz, Man Ray, Robert Capa, Philippe Halsman, William Klein, Dorothea Lange, Cindy Sherman, Nan Goldin o Robert Mapplethorpe, entre otros, forman parte del grupo de 250 fotografías "de primer nivel" de la colección de Garrido.

 

En este sentido, la fotógrafa y coleccionista ha confesado que de sus 900 obras, la mitad es "interesante" y 250 son "de primer nivel", mientras que las demás... "Todos los coleccionistas nos equivocamos... al empezar te equivocas mucho porque te lo comprarías todo".

 

Así y siguiendo el precepto de Guggenheim de que lo que gusta a primera vista crea muchos problemas, Garrido, quien se confiesa persona de "amor a primera vista", ha convertido esa parte de su colección en su biografía, ya que recoge muchos temas que le interesan: el ser humano, la moda o los pobres.

 

"Es el mundo en su más inmediata representación", afirma la coleccionista quien, con más de 35 años de experiencia en este campo, no oculta su predilección por la imagen de Robert Frank 'El Café de la Estación', las de Inge Morath, mujer de Arthur Miller, de Marilyn o la aristócrata británica Nash, además de las de Dorothea Lange.

 

La coleccionista, quien se confiesa admiradora de la sala de San Benito, acerca sus joyas hasta el 17 de mayo a Valladolid tras su paso por el Museo Pushkin de Moscú.