La Coordinadora de Mujeres de Valladolid tacha de "ideológicas" las medidas del aborto y aboga por el derecho a decidir

La Coordinadora de Mujeres de Valladolid ha tachado de "ideológicas" las nuevas medidas propuestas por el Gobierno sobre la interrupción voluntaria del embarazo y ha abogado por el derecho a decir "sin interferencias, tutelas o penalizaciones".

 Asimismo, ha exigido la creación de Centros de Planificación Familiar, que se imparta una educación afectivo-sexual, el tratamiento financiado de los anticonceptivos, la cobertura del embarazo si supone un peligro para la salud, el derecho de las mujeres inmigrantes en situación administrativa irregular a esta prestación y un protocolo común sanitario.

 

La Coordinadora, que ha convocado una manifestación para el día 27 en la capital, ha mencionado que en 1985 se produjo una despenalización parcial de la interrupción voluntaria del embarazo y ha lamentado que "hayan tenido que pasar" 25 años para que se produjera una reforma de ley "más avanzada".

 

Además, ha señalado que el derecho de las mujeres sobre su maternidad "no se puede" enmarcar en un debate "ajeno" a la libre decisión ya que es "un derecho fundamental" y "no puede" ser objeto de un intercambio con los estamentos religiosos y sociales "más reaccionarios".

 

En este sentido, ha subrayado que las mujeres no pueden permitir que el Gobierno del Partido Popular "pretenda" situar a las mujeres en el rol de "madres, esposas y cuidadoras", que pretenda "socavar" su independencia y autonomía.

 

"Ahora Gallardón propone una vuelta atrás" ha aseverado la representante de la Coordinadora Asun Barrios al referirse a las medidas propuestas desde el Ministerio de Justicia y que, según Barrios, "se basan en la no decisión de las mujeres".

 

3.550 MUJERES

 

Por otra parte, Barrios ha informado que aproximadamente 3.550 mujeres  interrumpieron el embarazo por riesgo de graves anomalías en el feto y anomalías fetales incompatibles con la vida y que, de ellas, el 87,77 por ciento fueron voluntarias durante las primeras doce semanas de la gestación y "sólo" un dos por ciento fueron en la sanidad pública.

 

La coordinadora ha advertido de que en la Comunidad "no existe" un centro sanitario público que realice la interrupción por lo que se deriva a los privados por lo que "si no hay dinero" las mujeres se dirigirán a clínicas clandestinas y la seguridad "no es la misma".

 

"Una mujer con poder adquisitivo puede salir al extranjero para abortar pero una mujer sin medidas recurrirá a centros de riesgo", ha comunicado la representante Nina Infante.

 

Infante ha informado de que la Coordinadora, bajo el lema 'Derecho al aborto, nuestros cuerpos nuestras vidas', desarrollará una serie de actividades para "concienciar" a la sociedad sobre el asunto y hacer un llamamiento por las mujeres que no tienes los recursos necesarios, "que son las que van a sufrir estos recortes".

 

Así, el día 26 se celebrará en el Ateneo Republicano de la capital una reflexión sobre las consecuencias jurídico y sanitarias de las propuestas del Gobierno y una manifestación el 27, como antesala a la celebración el 28 del 'Día de Acción Global por un Aborto Legal'.

 

"Hasta que no se deje de utilizar a las mujeres como moneda de cambio no conseguiremos una sociedad de pleno derecho", ha concluido Marisol Moral la presentación de la programación de la campaña este martes en la sede de la Coordinadora en Valladolid.