La cooperativa In-pulso se hace cargo de la Escuela de Música que comenzará sus clases el 1 de octubre

Suben dos euros la cuota mensual para menores de ocho años, y disminuyen diez la tarifa para el resto de alumnos. 

La empresa In-pulso Musical se ha hecho cargo de la gestión de la Escuela Municipal de Música Mariano de las Heras, que reabrirá sus puertas el próximo 1 de octubre; después de que el pasado curso, en el mes de abril, se tuvieran que interrumpir las clases por el abandono del contratista.

 

Así lo han presentado esta mañana en el Ayuntamiento el alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva y la concejal de Atención y Participación Ciudadana, Domi Fernández, junto al director técnico de la Escuela, Javier Alonso, y Rafael Porta, que asumirá las tareas de la gestión de la Escuela.

 

El nuevo plan formativo recoge algunas aportaciones de asociaciones relacionadas con la música, padres de alumnos y los grupos políticos de la oposición. En el aspecto funcional, la Escuela se dividirá en dos grandes bloques. El de los más pequeños, menores de ocho años, con una formación específica de dos horas semanales. El precio será de quince euros mensuales –dos más que en el pasado curso- aunque se podrá abonar mensualmente.

 

El alcalde ha explicado que el otro gran bloque será el de los mayores de ocho años y sin límite de edad, con una formación instrumental de cuatro horas semanales y con una tarifa de 66,90 euros, “lo que supone un descenso con respecto al curso pasado de 10,6 euros al mes”.

 

Desde la cooperativa In-pulso se ha incidido en la importancia de actividades específicas para personas con discapacidad, además de otras experiencias comio un mercadillo de instrumentos musicales y otras citas para cualquier aficionado a la música, sin necesidad de ser alumno. Javier Alonso ha explicado que ponen a disposición de Valladolid “juventud, ilusión y experiencia para dotar a la ciudad de la Escuela que se merece”. Y han remarcado que el centro será “dinámico, vivo y a la altura de cualquier centro de la Península”.

 

El próximo 13 de septiembre se celebrará una jornada de puertas abiertas con el objetivo de captar nuevos alumnos. El número de plazas máximo es de 600 y en este caso la aportación municipal no será superior a los 18.000 euros, además del mantenimiento de la sede, el centro José Luis Mosquera, ya que las cuotas irán íntegramente a la empresa concesionaria.

Noticias relacionadas