La Consejería de Empleo busca en Valladolid la 'siniestralidad cero' en el trabajo

Amparo Sanz, directora de prevención de riesgos laborales de la Junta, se ha reunido con el INSHT en unas jornadas técnicas celebradas hoy en Arroyo de la Encomienda.

La Consejería de Empleo y el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) han organizado un encuentro técnico en el que se analiza la cooperación entre ambas administraciones con el objetivo de siniestralidad cero. Además se han revisado experiencias de gabinetes de Seguridad e Higiene en el trabajo y la labor del grupo estratégico del V acuerdo de Prevención de Riesgos laborales.

 

La directora General de Trabajo y Prevención de Riesgos laborales de la Junta, Amparo Sanz; la directora del INSHT, Mª Dolores Limón, y el director Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Castilla y León, Francisco Javier Calderón, han participado en una serie de reuniones técnicas del 'Grupo Estratégico en el Marco del V Acuerdo de Prevención de Riesgos Laborales', que ha tenido lugar hoy martes 14 de junio en el Centro de Soluciones Empresariales de Arroyo de la Encomienda, en Valladolid.

 

Los distintos encuentros están dirigidos a técnicos de las unidades de Seguridad y Salud Laboral de las Oficinas Territoriales de Trabajo de la Comunidad.

 

En abril de 2016 se creó este grupo estratégico con la finalidad de reforzar la calidad en el asesoramiento a empresas y trabajadores con técnicos especialistas en las diferentes áreas de Prevención de Riesgos Laborales y mejorar las competencias profesionales de los técnicos de las unidades de Seguridad y Salud Laboral.

 

El objetivo último del trabajo en materia de prevención de riesgos laborales es dirigir todos los esfuerzos a que no haya accidentes en el ámbito laboral y a conservar la salud en el trabajo.

 

MÁS DE 5 MILLONES PARA PREVENCIÓN

 

La Junta de Castilla y León destina este año más de cinco millones de euros a políticas de Prevención de Riesgos Laborales, que se concretan en medidas de formación, sensibilización sobre la cultura preventiva y asesoramiento y apoyo técnico.

 

El Plan de Prevención de Riesgos Laborales establece, entre sus medidas, la creación de un grupo estratégico de responsables en materia de prevención de riesgos laborales dentro de las Unidades de Seguridad y Salud Laboral, con el objetivo de incrementar la asistencia y cooperación técnica, para mejorar el cumplimiento de la normativa de seguridad y salud laboral, y el desarrollo de programas específicos dirigidos a lograr una mayor eficacia en su control.

 

Asimismo, se promoverá la realización de campañas específicas provinciales o autonómicas, con refuerzo de personal técnico de otras unidades de seguridad y salud laboral, cuando se detecte un posible incremento de accidentalidad, la posible aparición de enfermedades profesionales, y en su caso, los nuevos riesgos emergentes.