La consejera de Agricultura dice que Lactalis quería cerrar Lauki desde hace 5 años

Milagros Marcos ha reconocido que Lactalis adopta sus decisiones de manera unilateral, en referencia al cierre de la planta de Lauki en Valladolid.

"Sabemos que es una empresa que no está abierta al diálogo", ha insistido la consejera, quien ha puesto como ejemplo que la Junta de Castilla y León haya tenido que acudir a la intermediación de dos ministros españoles y de otros dos diplomáticos franceses para conseguir una reunión con los directivos de Lactalis en Francia, reunión que se produjo el pasado jueves.

 

"Eso dice mucho de la interlocución de la empresa", ha reiterado Marcos, quien ha recordado que, a diferencia del caso de Lauki en Valladolid, Lactalis ha cerrado plantas en Valencia, Andalucía y en otros países de forma unilateral y sin dar pie a ese diálogo con la Administración, como sí se ha conseguido en Castilla y León.

 

A preguntas de los periodistas sobre su impresión respecto al futuro de Lauki, Marcos ha aclarado que no se trata de ser optimistas o no sino de trabajar desde la unidad de acción en rechazo a una decisión unilateral de Lactalis que ni Junta ni trabajadores comparten desde el convencimiento además de que si se recupera la actividad, "como es posible y viable", la planta de Valladolid puede ser una de las más rentables del grupo Lactalis, como trasladaron a la dirección en Francia.

 

Dicho esto, ha sentenciado que la Junta se ha encontrado "hecho" el plan de cierre de Lauki para añadir que tampoco puede predecir lo que no sabe, si bien ha apuntado a la posibilidad de que las direcciones nacional y francesa estén hablando sobre el futuro de la planta con la posibilidad, al menos, de que se pueda producir la venta.

 

"Vamos a insistir por todos los medios en que se mantenga la actividad", ha aseverado la consejera de Agricultura y Ganadería, para quien la reubicación de los trabajadores "no es lo más adecuado".

 

Marcos ha refrendado también la visita de los sindicatos CCOO y UGT al Parlamento Europeo para intentar evitar el cierre de la fábrica de Lauki en Valladolid donde explicarán que la empresa multinacional "deslocaliza con fondos europeos".

Noticias relacionadas