La conjunción planetaria de Mercurio, Venus y Júpiter vista desde Ciguñuela

Fernando Cabrerizo, miembro de la Sociedad Astronómica Syrma de Valladolid, ha filmado esta alineación a modo de película “time lapse”. 

En los últimos días, a la puesta de Sol y en dirección noroeste, ha podido observarse en el cielo un interesante fenómeno astronómico: la conjunción planetaria de Mercurio, Venus y Júpiter. Fernando Cabrerizo, miembro de la Sociedad Astronómica Syrma de Valladolid, ha captado esta alineación en las cercanías de la localidad de Ciguñuela, en los Montes Torozos, y lo muestra en forma de película “time lapse” en el presente enlace.

 

Cabrerizo apunta a DiCYT que una conjunción planetaria no es más que un alineamiento en la misma dirección visual de dos o más planetas, es decir, “que aunque realmente se encuentren a millones de kilómetros unos de otros, los vemos en la misma zona del cielo”. En concreto, en esta alineación Venus es el planeta más brillante, seguido de Júpiter y Mercurio. Venus es el más cercano a la Tierra (a una distancia mínima de 42 millones de kilómetros), mientras que Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar, se encuentra a una distancia mínima de 591 millones de kilómetros, y Mercurio (el planeta más cercano al Sol) a 77 millones de kilómetros.

 

En el pasado, recuerda el astrónomo aficionado, se asociaban diversas supersticiones a las conjunciones de planetas, “eran momentos a tener en cuenta por que podían presagiar momentos importantes”. Como ejemplo, agrega, una de las teorías del origen de la estrella de Belén es que se tratara “de una conjunción de planetas”.

 

Hoy en día es un fenómeno astronómico interesante porque es fácil de observar para el gran público, ya que “se ve a simple vista momentos después de la puesta del Sol”. Asimismo, es atractivo observar “cómo de un día para otro la posición de cada planeta ha cambiado respecto a los demás, constatando que efectivamente los planetas son “estrellas errantes” como señala su significado etimológico, que se mueven entre las “estrellas fijas”, concluye.

Esquema del Sistema Solar.