La Comunidad registra la estancia hospitalaria más prolongada por autonomías, con 7,71 días

Castilla y León registró la hospitalización media más prolongada en el año 2012, con 7,71 días, mientras que la media nacional fue de 6,68, según la encuesta de Morbilidad Hospitalaria presentada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

MADRID/VALLADOLID, 29 (EUROPA PRESS)



En concreto, las comunidades que presentaron una hospitalización media más prolongada en el año 2012 fueron Castilla y León (7,71 días), Asturias (7,51 días), Galicia (7,41 días), canarias (7,34), Cantabria (7,20), Cataluña (7,15), Castilla-La Mancha (6,86) País Vasco (6,81) y Aragón (6,77).

Por detrás y por debajo de la media se sitúan la Región de Murcia (6,24), Ceuta (5,44 días) y Melilla (5,45 días), Comunidad Valenciana (5,47 días) y Baleares (5,77).

Por su parte, la tasa media de altas por cada 100.000 habitantes a nivel nacional es de 9.909 habitantes; las mayores tasas en Aragón (11.147), Navarra (11.117) , Baleares (11.102), País Vasco (11.086), Asturias (10.925), Cataluña (10.821), Madrid (10.581), La Rioja (10.553), Castilla y León (10.532), Galicia (10.401), Extremadura (10.314) y Comunidad Valenciana (10.073).

Por debajo de la media, Murcia (9.814), Cantabria (9.738), Canarias (8.383), la ciudad autónoma de Ceuta (8.121), Andalucia (8.083), Castilla-La Mancha (8.043) y la ciudad autónoma de Melilla (8.012)

Un total de 188.242 personas fallecieron en los hospitales españoles en 2012, un 2,6% más que en 2011 (183.410), y las principales causas fueron los tumores (24,2% del total), las enfermedades del aparato circulatorio (21,5%) y las del aparato respiratorio (19,3).

En cuanto al número de altas hospitalarias, por cuarto año consecutivo se ha producido una bajada con 4.633.086, un 0,8% menos que en 2011, los datos muestran que descendió un 1,1% en los hospitales públicos y un 0,1% en los privados.

"Este nuevo descenso podría deberse a la disminución de los episodios de embarazo y parto", señala en informe, que destaca que el motivo de alta en el 92,2% se produjo como consecuencia de una curación o mejoría, el 4% por fallecimiento y el 3,8% restante por traslado a otros centros u otras causas.

Por otro lado, el 72,5 por ciento de las altas se produjeron en hospitales públicos, mientras que por sexos las altas de hombres descendieron un 0,7% y las de las mujeres un 0,9% (excluyendo embarazos y partos el descenso fue del 0,1%). Aunque más de la mitad de las altas correspondieron a mujeres (53,2%), si se excluyen las producidas por embarazo, parto y puerperio, esta proporción se situaría en el 47,2%.

Las estancias totales, que se miden teniendo en cuenta el número total de días ingresados por los pacientes dados de alta en 2012, fue de casi 31 millones, lo que supone un 1,2% menos respecto a 2011. Mientras la estancia media por alta hospitalaria fue de 6,68 días, frente a los 6,70 de 2011, siendo en los hospitales públicos de 7,00 días (7,04 en 2011) y en los privados de 5,81 días (5,82 en 2011).

La encuesta, que tiene como objetivo mostrar las características demográfico-sanitarias de los hospitales públicos y privados españoles, muestra que la distribución del número de altas por tipo de hospital es mayor en la red pública (76%).

Diferenciando la gestión del hospital, en los públicos las principales causas de hospitalización fueron las enfermedades circulatorias (14,3%) y las respiratorias (11,9%), mientras que en los privados los motivos más frecuentes fueron las enfermedades del sistema osteomioarticular (12,5% del total) y las del aparato digestivo (12,2%).

Prácticamente con los mismos datos de 2011, los grupos de enfermedades que causaron más estancias hospitalarias fueron las enfermedades del aparato circulatorio (15,1% de las estancias totales) y los tumores (11,8%). Las estancias hospitalarias motivadas por enfermedades mentales (9,4% del total) se mantienen y, del mismo modo, se repiten los datos sobre altas con dicho diagnóstico (2,4%).

DESCIENDE LA MORBILIDAD

Por otro lado, ha descendido la tasa de morbilidad hospitalaria en todos los grupos de edad excepto para los mayores de 74 años (aumentó un 1,3%). Los mayores descensos se produjeron en los grupos de edad de 15 a 24 años (-3,7%) y de 45 a 54 años (-3,0%).

La principal causa de hospitalización de las altas de 2012 fueron las enfermedades circulatorias (13,2% de las altas), el grupo de enfermedades del aparato digestivo (12,0%), los episodios de embarazo, parto y puerperio (11,5%), aparato respiratorio (11,2%), tumores (9,6%) y lesiones o envenenamientos (8,7%)

En el caso de las mujeres, el motivo más frecuente fueron los episodios de embarazo, parto y puerperio (21,5% del total de altas); le siguieron las enfermedades del aparato circulatorio (11,0%) y las enfermedades del aparato digestivo (10,0%).

Mientras, en los hombres, las enfermedades que dieron lugar a un mayor número de hospitalizaciones fueron las del aparato circulatorio, con el 15,7% del total; por detrás se situaron las enfermedades del aparato digestivo (14,3%) y las enfermedades del aparato respiratorio (13,9%).

El grupo que registró mayor aumento de altas respecto al año anterior fue el de enfermedades infecciosas y parasitarias (8,8%) seguido de las enfermedades del sistema circulatorio (0,6%). Por el contrario, los mayores descensos se dieron en las altas por anomalías congénitas (-3,9%) y por episodios de embarazo, parto y puerperio (-3,9%).

Por otro lado, aumentan las altas hospitalarias por ingresado con carácter urgente, con un 61,2% frente al 60,6% registrado en 2011. Respecto al motivo de alta, el 92,2% se produjo como consecuencia de una curación o mejoría, el 4,0% por fallecimiento y el 3,8% restante por traslado a otros centros u otras causas.