La Comunidad es la tercera con las expectativas más desfavorables de confianza empresarial para el primer trimestre

Castilla y León es la tercera comunidad autónoma con la expectativas más desfavorables de confianza empresarial para el primer trimestre de 2013 (-59,3), por detrás de Castilla-La Mancha (-63,8) y Cantabria (-59,4), según se refleja en el Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE)

A nivel nacinoal, este índice bajó 4,1 puntos en el primer trimestre de este año respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 100 puntos. Es el tercer trimestre consecutivo en el que cae la confianza empresarial, de acuerdo con los datos de Estadística.

 

   El descenso de la confianza empresarial  en el primer trimestre se debe a la caída del balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas), que ha empeorado más de seis puntos, hasta situarse en -50,1 puntos.

 

   El clima de confianza empresarial aún sigue siendo desfavorable, ya que el 55,9% de los establecimientos empresariales consultados por el INE se muestran pesimistas sobre la marcha futura de su negocio en el trimestre en curso, frente al optimismo del 5,8% de los empresarios. Por su parte, el 38,3% prevé un desarrollo "normal" de su actividad.

 

   Por su parte, el balance de situación (resultado de las respuestas favorables y desfavorables referidas al trimestre finalizado, en este caso el cuarto trimestre de 2012), se situó en -46,7 puntos, empeorando en casi tres puntos las expectativas manifestadas previamente por los establecimientos empresariales para ese mismo trimestre.

 

   En cuanto al trimestre ya finalizado (octubre-diciembre de 2012), el ICEA muestra que el 6,9% de los establecimientos empresariales tiene una opinión favorable sobre cómo ha funcionado su negocio en esos tres meses, en contraste con el 53,6% de establecimientos que han apreciado una evolución desfavorable en este periodo.

 

   El ICEA, que tiene una periodicidad trimestral y es comparable a nivel europeo, es la primera encuesta de opinión que realiza el organismo estadístico y se ha elaborado a partir de una muestra representativa de establecimientos empresariales.

 

   En este primer trimestre de 2013, el INE ha incluido datos autonómicos. Madrid, Comunidad Valenciana, y Murcia presentan las expectativas menos negativas, con balances cercanos a los -40 puntos, mientras que las expectativas más desfavorables (por encima de -60 puntos o cerca de esa cifra) se registran en Castilla-La Mancha, Cantabria y Castilla y León.

 

   Por su parte, los balances de situación menos negativos se dan en Comunidad Valenciana (-34,5 puntos), Murcia (-39,5 puntos) y Canarias (-40,2 puntos), mientras que los gestores de los establecimientos cántabros (-59,4 puntos), castellano-manchegos (-58,9 puntos) y asturianos (-53,2 puntos) son los que tienen una opinión más desfavorable sobre el último trimestre de 2012, tras los cuales se sitúa Castilla y León (-52,4 puntos).

 

   Para la elaboración de este indicador se toma como referencia metodológica la OCDE, el Ifo alemán y, sobre todo, el Tankan japonés, que elabora el Banco Central del país nipón.