La compañía danesa Sisters se lleva el merecido premio del TAC al mejor espectáculo

Foto de familia de los premiados en esta edición del TAC 2016. E. TEJEDOR
Ver album

La compañía española Vaques, que recreó de nuevo su actuación tras la entrega de galardones, se llevó el premio a la Sección Off, para la que reclamó mayor atención.

Y después de casi diez días de danza, música, espectáculos, títeres y, en definitiva, de diversión, era momento de echar el telón abajo. El Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid concluía este domingo tras unas jornadas intensas que tan solo se han visto algo empañadas por el tiempo irregular de estos últimos días, lo cual se superó con ganas e ilusión de los actores protagonistas. Y hablando de ilusión, la guinda se puso frente al Ayuntamiento con una entrega de premios que tuvo claros ganadores.

 

Estos fueron, en primer lugar, los daneses de la compañía Sisters, quienes se embolsaron el galardón al mejor espectáculo gracias a ‘Clockwork’, el cual combinaba de manera ideal ironía, ritmo y riesgo, tal y como se destacó por parte del jurado. No se quedó muy atrás la compañía española Vaques, que con su ‘Yeorbayu’ consiguió conquistar la Sección Off para la que, por cierto, reclamó mayor atención por parte de los organizadores. Es lo que tiene que fuera el apartado español.

 

Y más premios, que llegaron hasta un total de seis. El de Estación Norte 2016, recayó en la compañía Maintomano con su ‘Ekilibuá’, mientras que el de interpretación fue para la japonesa Yukiko Nakamura con su actuación ‘Hanako-san’, una recreación digna de verse y que, según el jurado, destacó por su “belleza y la verdad de su trabajo”.

 

Los dos últimos fueron para la compañía Cirque Rouages en el apartado de Circo con su ‘Sodade’ por su “perfección técnica y el poder de sugerencia”. Zanguango Teatro, con ‘Flux’, triunfó por su capacidad para “reinventar la calle, trastornando el concepto de actor y espectador” para llevarse el espectáculo más original e innovador.

 

Seis premios que pudieron entregarse en una pausa entre lluvia y lluvia en Valladolid, ya que la mañana del domingo tampoco pareció presentarse muy apacible meteorológicamente. Un punto que quizá haya sido el lunar de este Festival que termina y espera tener más fortuna en este punto para el año que viene.

Noticias relacionadas