La Comisión Europea da luz verde a la integración de Ceiss y Unicaja

El comisario europeo Joaquín Almunia.

El colegio de comisarios aprueba los cambios en el plan de reestructuración del banco de Caja Duero-España y cierra el proceso de fusión entre la caja castellana y Unicaja.

La Comisión Europea ha concluido que la modificación del plan de reestructuración de Banco Ceiss, tras su reciente adquisición por Unicaja Banco, es conforme con la normativa de la UE en materia de ayudas estatales. Esto supone que el proceso para aprobar el nuevo plan de integración ha culminado, tras el 'ok' del Banco de España este martes y el de hoy del colegio de comisarios, con lo que la fusión es un hecho a falta de la aprobación final en los órganos de ambas entidades y la puesta en marcha del mecanismo que la hará posible.

 

En particular, la Comisión ha considerado que la integración en Unicaja Banco, que no recibió ayudas estatales durante la crisis financiera, garantizará que Banco Ceiss se convierta a largo plazo en un banco minorista viableEn palabras de Joaquín Almunia, «la adquisición de Banco CEISS por Unicaja Banco garantizará su viabilidad a largo plazo, lo que constituye un objetivo fundamental de nuestra política de ayudas estatales». 

 

El colegio de comisarios, máximo órgano ejecutivo de la Comisión Europea, acepta los términos en los que se ha producido la ayuda al banco de Caja Duero-España y también el plan de reestructuración a que se someterá en un futuro, que incluye ajustes y limitaciones en su operativa, plantilla y red de oficinas, con los que se enfoca claramente el negocio al que se debe dedicar. La clave en cuanto a las ayudas, la legalidad de los 241 millones de euros para cubrir las denuncias de los preferentistas; y la posibilidad de utilizar para el mecanismo de arbitraje con los preferentistas un fondo de 200 millones de euros, aportado incialmente por el FROB para el denominado riesgo SAREB por la valoración excesiva de los activos inmobiliarios.

 

Tras varias medidas de ayuda estatal en favor de Banco Ceiss, la Comisión aprobó en mayo de 2013 el plan de reestructuración definitivo del banco, basado en la integración con Unicaja. La ejecución de este plan estaba supeditada a que la oferta de Unicaja fuese aceptada por al menos el 75 % de los accionistas de Banco Ceiss. Al no haberse alcanzado este umbral, España pidió la modificación del plan de reestructuración, con el fin de llevar a buen puerto la adquisición. 

 

En particular, y debido según una nota de prensa de la Comisión Europea "a las ventas inadecuadas de valores durante los últimos años", Banco  Ceiss está expuesto a considerables riesgos de arbitraje y de litigio. El FROB concedió una nueva garantía de un máximo de 241 millones de euros a Banco Ceiss para cubrir el coste de litigio asociado a los inversores en estos valores que no aceptaron la oferta de Unicaja

 

Por otra parte, la cobertura de una garantía existente de un máximo de 200 millones de de uros concedida por el FROB y aprobada por la Comisión en mayo de 2013, destinada a los riesgos relacionados con la SAREB, se amplió a fin de cubrir un mecanismo de arbitraje privado para los titulares de estos valores que habían aceptado la oferta de Unicaja. El importe de esta garantía se mantiene inalterado. 

 

El importe (604 millones de euros) y el tipo (valores convertibles o bonos convertibles contingentes, denominados «CoCos») de capital público inyectado conforme al plan anterior se mantiene inalterado. No obstante, Banco Ceiss reembolsará los «CoCos» al FROB un año antes, lo que se traducirá en un plazo máximo de cuatro años. Esto supone que Unicaja tendrá que devolver las ayudas recibidas del FRIB para Ceiss antes de lo inicialmente previsto.

 

Según la Comisión Europea, y como estaba ya acordado, banco Ceiss centrará sus actividades bancarias en la financiación minorista y a las PYME en sus principales regiones de actividad, esto es, Castilla y León y la provincia de Cáceres. Pero en su comunicado la comisión hace un apunte especial respecto a la participación de la entidad en el sector inmobiliario. Según el comunicado oficial del colegio de comisarios, banco CEISS  dejará de conceder financiación a los promotores inmobiliarios y limitará su presencia en actividades mayoristas. Esto contribuirá a reforzar sus posiciones de capital y de liquidez y reducirá su dependencia respecto de la financiación del sector mayorista y del banco central.

 

Por otra parte, el nuevo plan confirma la transferencia de la exposición de banco Ceiss al sector de la promoción inmobiliaria a una sociedad de gestión de activos (SAREB),  el denominado 'banco malo', suprimiendo así de su balance estos riesgos. El nuevo plan también incluye nuevas medidas de reestructuración. En consecuencia, el balance de Ceiss se reducirá en un 28 % entre 2012 y 2016. Por otro lado, unos nuevos esfuerzos de reducción de los costes mejorarán significativamente la estructura de costes de banco Ceiss. Las medidas de reestructuración aprobadas son adecuadas para corregir las deficiencias de la entidad y proporcionan datos suficientes para concluir que se restablecerá su viabilidad, particularmente en el contexto de su adquisición por Unicaja.

Noticias relacionadas