La Cofradía del Nazareno de Rioseco bendice un nuevo tablero para el paso de La Verónica

Nuevo tablero del Paso de la Verónica, bendecido este sábado en Rioseco. F. FRADEJAS

Ha sido realizado por el escultor riosecano Ángel Martín García, mientras que Bronces Perero ha hecho una copia exacta de los faroles originales del paso titular de principios del siglo XX.

Bien es sabido que los pasos en la Semana Santa de Rioseco se portan a hombros. Las andas, tronos o carrozas en otros lugares, en la Ciudad de los Almirantes llevan el nombre de tableros, y son un elemento en ocasiones tan artístico como las propias tallas. Además de servir para acomodar sobre los hombros los conjuntos escultóricos, estos tableros sirven como ornato y remate a todo el paso, que suele acompañerse de faroles.

 

Precisamente la hermandad de Jesús Nazareno de Santiago ha sustituido este año el tablero del paso de La Verónica, que desfila desde hace 16 años en el Jueves Santo. Este sábado la iglesia de Santiago de los Caballeros se abarrotaba de hermanos para asistir a la bendición de las nuevas andas y faroles del paso de la Verónica, así como de la restauración del banderín de la cofradía.

 

El tablero ha sido talladas por el imaginero riosecano Ángel Martín, quien ha buscado un tablero riosecano. Por su parte, los nuevos faroles de bronce, realizados por la familia Perero han sido elaborados a imagen y semejanza de unos antiguos que lució el paso del Nazareno a principios del siglo XX.

 

Los sacerdotes Juan Carlos Fraile, párroco de Rioseco, y José Manuel González, presidieron la eucaristía que tuvo su momento más emotivo cuando se bendijo la nueva obra, además de la restauración del banderín, que ha sido llevado a cabo en el monasterio burgalés de Castil de Lences, donado por la familia de Teresa Morán, quien hizo este trabajo en los primeros años de la década de los 30.

 

JORNADAS DE HERMANDAD

 

El presidente de la cofradía del Nazareno, Ramón San José tuvo palabras de felicitación para los autores de tablero y faroles, y un gesto cariñoso con la familia de Teresa Morán. Las nuevas andas recuperan la talla en la que se narra la pasión de Cristo del tablero original de La Verónica, e incorpora unos palotes similares a los del paso titular.

 

Pero la jornada de emociones para los hermanos de esta popular cofradía riosecana prosiguió minutos más tarde en el Teatro Principal con la celebración de las terceras jornadas Nazarenas, que en esta ocasión llevaban por título de Padres a hijos.