Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La Clínica Universitaria de la UEMC realiza 1.500 tratamientos a unas 600 personas sin recursos

Presentación de los datos del sistema asistencial en la UEMC. JORGE IGLESIAS

Ayuntamiento, Cáritas, Cruz Roja, la Fundación de la UEMC y Obra Social la Caixa renuevan su colaboración, a la que se suma la Diputación.

La Clínica Universitaria de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid ha realizado 1.500 tratamientos odontológicos a unas 600 personas con escasos recursos a lo largo del primer semestre de este curso 2015-2016 y espera llegar a las 1.000 a lo largo del mismo.

  

Esta atención se desarrolla en la Clínica, dentro de su labor de acción social, además de servir para la formación académica de los alumnos del Grado en Odontología, gracias al acuerdo de colaboración que mantienen la Fundación de la Universidad, el Ayuntamiento de Valladolid, Cruz Roja, Cáritas y Obra Social la Caixa, que se ha renovado en este acto y al que ahora se suma también la Diputación Provincial.

  

En este semestre, el procedimiento más frecuente han sido las obturaciones (empastes), de las cuales se realizaron 446, 338 de ellas simples con 'composite', por delante de las exodoncias (393), la gran mayoría de ellas simples (229), aunque se trataron 42 quirúrgicas y complicadas. Destaca también el número de tartrectomías o limpiezas dentales realizadas, que ascendieron a 173, y de raspados y alisados radiculares, 118.

  

La rectora de la UEMC, Imelda Rodríguez, ha destacado la "acción social" como otra de las misiones de la Institución, además de la académica, mientras que el presidente de la Fundación UEMC, Luis Barcenilla, ha incidido en que esperan cubrir las carencias de un campo tan importante como la salud a través de esta acción gratuita para los pacientes, que llegan desde las diferentes entidades que participan en la iniciativa, que determinan quién es susceptible de recibir esta ayuda.

  

Además, ha aclarado que no supone una competencia desleal a los odontólogos porque los pacientes a los que se atiende no tendrían posibilidad de costearse el tratamiento de este tipo de patologías, no cubiertas por el sistema sanitario público. Además, éste se complementa con la adquisición de hábitos saludables de carácter preventivo relacionados con los cuidados e higiene bucal para evitar la necesidad de futuros tratamientos.

  

Por su parte, el diputado delegado de Igualdad de Oportunidades y Servicios Sociales, Conrado Íscar, ha incidido en la atención que se puede prestar a las personas de los municipios de menos de 20.000 habitantes, a los que se atiende en los centros de acción social (CEAS), para que puedan mejorar su salud y sus posibilidades de integración.

  

En esta línea, el delegado especial de Cruz Roja en Valladolid, José Ignacio de Luis, ha destacado la importancia de este convenio sobre todo si se tiene en cuenta que el 75 por ciento de las personas que atiende la entidad son parados y, de ellos, el 50 por ciento tienen a todos los miembros de su familia en el desempleo.

 

ATENCIÓN A NIÑOS

  

Además, ha agradecido la sensibilidad de la Fundación UEMC al atender las peticiones de Cruz Roja y permitir el tratamiento de 30 niños, ya que inicialmente el acuerdo no lo contemplaba y así podrán tener una infancia mejor.

  

Por otro lado, el director de Cáritas, Jesús García, ha apuntado la importancia de la salud bucodental, ya que para las personas que están en la marginalidad ésta no es la "primera línea" de necesidades para su supervivencia, pero a largo plazo ganan salud, autoestima y "en presencia", cuestiones que pueden contribuir a su inclusión.

  

De la misma forma, ha añadido que corregir a largo plazo estos problemas de salud pueden suponer para estas personas un ahorro a largo plazo.

  

En este contexto, el director del Área de Negocio de Caixa Bank en Valladolid, Pedro Fernando Lores, ha recordado que la entidad destina 500 millones de euros a más de 46.000 proyectos, casi todos de índole social, pero ha destacado que éste en concreto es "realmente bonito" porque supone el esfuerzo de muchos agentes y su consenso, lo que incluso para colaborar hace falta.

  

La rectora de la UEMC ha asegurado que la labor "no se detiene, continúa" y ha insistido en la misión social que tiene la Universidad, que también genera sensibilidad en sus alumnos para alcanzar el techo de la "excelencia profesional".

  

"Debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo", ha señalado Rodríguez Escanciano, quien ha mostrado la satisfacción de las personas que han acudido a la Clínica pero también la de la Universidad al poder ayudar.