La ciudad levanta el telón imaginario de sus calles

Público asistente al TAC en la Plaza Mayor, esta tarde./ BORIS GARCÍA
Ver album

Un público deseoso de teatro y entendido abarrota los improvisados escenarios callejeros donde se desarrolla el TAC 2013.

Los hay muy aficionados, otros no tanto. Los hay habituales, otros circunstanciales. Niños, mayores; mujeres y hombres. Los hay con plano guía, otros sorprendidos a la salida del trabajo o de la compra. Los hay entendidos, otros iniciados, algunos simplemente casuales… pero todos comparten lo mismo: una sonrisa. Son los espectadores del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid.

 

Y es que Valladolid a finales de mayo se echa a la calle. Levanta el imaginario telón en plazas y rincones y se deja atrapar por la magia del teatro. Es el TAC, uno de los festivales de teatro de calle más importante de España. Ya lo dice su director artístico, Javier Martínez, el público de Valladolid es uno de los más entendidos que existen.

 

Y para rizar el rizo, se inició el festival y salió el sol. Y cientos y cientos de personas abarrotaron los improvisados escenarios, mientras técnicos de luces y sonido tenían a punto todo para que actores, artistas, magos, funanbulistas, circenses… hicieran el resto. ¡Que empiece el espectáculo!.