La ciudad de Valladolid perdió en las dos últimas décadas un 9,2 por ciento de su población

Un viandante en la Plaza Mayor de Valladolid. A.MINGUEZA

De seguir con esta progresión descendente desde 1994, en un par de años se podría caer de la barrera de los 300.000 vecinos. 

La sangría de habitantes en Valladolid se ha llevado por delante 30.9105 vecinos en los últimos veinte años. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el año 1995, el padrón reflejaba un total de 334.820 vallisoletanos. La última actualización, conocida hace unos días, apunta que en 2015 la cifra ha descendido hasta los 303.905.

 

Los datos son relevantes con un 9,2 por ciento menos de población que en 1995. Ese año fue uno de los mejores registrados, solo superado en 1994 con el máximo de población que ha censado la ciudad del Pisuerga, 336.917 personas.

 

La cifra de caída en el padrón en el último año es significativa: 2.925, casi el doble resultante de la media obtenida en estos últimos veinte años. De seguir esta progresión de las dos últimas décadas (1.545 padrones menos cada año) en un par de años la ciudad podría descender de la psicológica cifra de los 300.000 habitantes.

 

De los 303.905 censados a 1 de enero de 2015, 143.197 son hombres y, el resto, 160.708 son mujeres.