La cifra de heridos del instituto forense superior a la dada por Renfe, en casi 30 personas

El juzgado cribará la lista de heridos del instituto forense que ofrece una diferencia de unas 30 persona con respecto a la dada por Renfe.

El desfase entre el listado de víctimas del siniestro ferroviario aportado por el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), que refiere 276 personas, y los datos facilitados por Renfe, por los que 224 personas viajaban en el Alvia accidentado, serán ahora analizados por el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Luis Aláez, quien se encargará del cribado de esta información, clave para decidir las indemnizaciones.

 

Lo han explicado a Europa Press fuentes judiciales, que han puntualizado que la relación del Imelga todavía "no es definitiva", ya que en ella pueden estar incluidas personas que hayan resultado heridas durante las labores de rescate e incluso otras que, al entrar por urgencias a la misma hora del siniestro, fuesen también contabilizadas.

 

Además, y pese a que los datos facilitados por Renfe sobre que en el convoy viajaban un total de 224 personas --sumados 218 pasajeros a seis trabajadores-- no han sido requeridos por el juez, al no incluir los nombres de los viajeros, las mismas fuentes judiciales han observado que la entidad ferroviaria podría no contabilizar a las personas que viajan gratis, como los niños menores de cuatro años.

 

De todos modos, a fin de conocer la cifra exacta de víctimas del accidente del pasado 24 de julio, el juez Aláez llamará a todos los integrantes del listado del Imelga para comprobar si realmente eran pasajeros del tren que cubría la ruta Madrid-Ferrol. Se trata, como han explicado, de "depurar" esa relación para determinar quiénes tienen realmente derecho a ser indemnizados.

 

En el caso de los que ya no salieron con vida del convoy, un total de 71 personas, sus familiares no necesitarán acreditar su condición de pasajeros, si bien sí habrán de hacerlo los de aquellos que fallecieron en el hospital, las últimas ocho víctimas mortales del suceso de Angrois.

 

PROCESO LEGAL

 

El proceso para verificar que una persona viajaba en el tren siniestrado pasa por la presentación del billete o, de no conservarlo, por precisar ante el juez en qué parada se subió o en qué estación adquirió el ticket, a fin de cotejar su declaración con las cámaras de seguridad existentes en todos los apeaderos. Además, si el pasaje fue adquirido por Internet, los datos ya figuran en la base de datos de Renfe.

 

Precisamente, en el juzgado ya existe un formulario que las víctimas o sus familiares deberán cubrir con los datos mencionados anteriormente, a fin de reclamar las indemnizaciones correspondientes.

 

Con todo, de no poder acreditarse suficientemente algún caso particular, será objeto de investigación por parte de la Policía Judicial, según las fuentes consultadas por Europa Press.

 

Finalmente, en lo que atañe a los vecinos de Angrois que, pocos instantes después de que se produjese la tragedia ferroviaria, saltaron a las vías para socorrer a los viajeros del Alvia, desde el juzgado han referido que no les consta que ninguno de ellos haya formalizado reclamación por los posibles daños sufridos.