La cifra de autónomos en Castilla y León llega a 200.000 con 50.000 empleos sumergidos

El presidente nacional de los Autónomos, Lorenzo Amor, cree que sería un "error fiscal" suprimir los módulos y pedirá al ministro el próximo martes una rebaja fiscal para que fluya el consumo interno y que las instituciones y grandes empresas agilicen el pago a proveedores.

"En Castilla y León existen 200.000 autónomos y hay 250.000 actividades económicas, lo que quiere decir que 50.000 no pagan impuestos”. Habla Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), quien cree “necesario” que esas personas “entren en el sistema” para lo que propone que el Gobierno facilite su incorporación con una serie de medidas que aligeren la presión fiscal.

 

Lorenzo Amor ha participado en un acto en Valladolid, donde el presidente de la Diputación Jesús Julio Carnero y la presidenta de ATA Castilla y León, Soraya Mato, han firmado un convenio de colaboración para ofrecer asesoramiento y ayuda a los 372 emprendedores que han abierto negocio gracias al Plan Impulso.

 

 

El responsable nacional de los Autónomos ha defendido que el Gobierno “no puede suprimir los módulos, pues sería un error fiscal y mandaríamos a mucha gente a la economía sumergida”, ha dicho Amor, quien no obstante ha explicado que es primordial “perseguir el fraude”.

 

También ha adelantado que el próximo martes se reunirá con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con dos peticiones fundamentales: “el futuro de la reforma fiscal y la solución a la morosidad”. Lorenzo Amor pide “una rebaja fiscal para que haya consumo interno” y solicita a instituciones y grandes empresas que agilicen los pagos a proveedores. En este caso, ha alabado el papel de los ayuntamientos que han dado un “ejemplo”.