La cerveza crea 2 millones de empleos y aporta 52 millones de euros de valor añadido a Europa

Cerveza

La UE es el segundo productor de cerveza mundial por delante de Estados Unidos, Brasil y Rusia.

El sector cervecero contribuye a la economía de la Unión Europea con la creación de más dos millones de empleos directos e indirectos, y aporta más de 52 millones de euros en concepto de valor añadido, siendo éstos algunos de los temas que se tratarán en la Asamblea General de Cerveceros de Europa, que tendrá lugar este miércoles en Barcelona.


En la reunión, que estará presidida por el presidente de Grupo Damm, Demetrio Carceller, y con Cerveceros de España como asociación anfitriona, estarán presentes los máximos representantes del sector cervecero europeo, que analizan en la capital catalana la situación de la industria, que pese al contexto adverso de los últimos años, entre 2010 y 2012 elevó la producción de cerveza un 2% y las exportaciones, un 4%.

El sector genera más de dos millones de empleos directos e indirectos, de los cuales más del 50% se encuentra en el canal hostelero y un 15%, en los sectores abastecedores, fundamentalmente en la agricultura.

De forma directa, las compañías cerveceras generan más de 125.000 puestos de trabajo y otras 118.900 personas trabajan en el sector minorista gracias a esta bebida, según un informe elaborado por Ernst & Young.

"Si bien la coyuntura económica ha afectado a la hostelería en los últimos años, una tercera parte de la cerveza consumida en Europa se disfruta en uno de estos establecimientos", ha indicado Pierre-Olivier Bergeron, secretario general de Cerveceros de Europa.

IMPUESTOS ESPECIALES

Sin embargo, el papel predominante de esta bebida en el canal hostelero permite generar unos ingresos superiores a 78 millones de euros, y conscientes de esta contribución, en 2013 los Gobiernos de Reino Unido y Dinamarca redujeron el impuesto especial a la cerveza.

El sector recuerda que en la misma línea se ha pronunciado el dictamen del Consejo Económico y Social Europeo al recomendar que el sistema de impuestos especiales tanto a nivel europeo como nacional reconozca las características únicas de la cerveza y la contribución del sector cervecero a la economía y la sociedad de la Unión Europea.

Por su parte, en España donde la cerveza representa entre el 25% y el 40% de los ingresos de los establecimientos hosteleros, el Gobierno excluyó el vino, la cerveza y la sidra del incremento impositivo de 2013 a las bebidas con contenido alcohólico por el peso de estas bebidas en bares y restaurantes.

"El sector cervecero valora positivamente el apoyo a la hostelería y, por ende, al turismo, mostrado con medidas como el mantenimiento del tipo reducido del IVA en hostelería y la decisión de no elevar el gravamen a las bebidas con más incidencias en este canal", ha destacado Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de España.