La Casa de Mujeres Maltratadas de Valladolid busca ampliar su cupo

Victoria Soto, concejal de Educación, Infancia e Igualdad. JUAN POSTIGO

La concejal de Igualdad asegura que son necesarios “más acuerdos con instituciones” para mejorar sus condiciones. Actualmente viven “cuatro o cinco mujeres” con sus hijos.

Una lacra a erradicar, un peligro constante en el día a día de muchas mujeres y desde el que el Ayuntamiento de Valladolid, además de concienciar, sabe que puede ayudar de manera material. Este miércoles la concejal de Igualdad, Victoria Soto, ha visitado la Casa de Mujeres Maltratadas de la ciudad, donde viven “unas cuatro o cinco mujeres” con sus hijos tratando de huir de una realidad que en su día no llegaron a sospechar.

 

“Nos guste o no ahí está y se está haciendo una labor importante”, ha asegurado la encargada del área. “Es preocupante porque cada vez se da en edades más tempranas, hemos encontrado mujeres jóvenes. Vamos a mejorar la situación, porque tienen niños a su cargo y adolescentes”, arrancó Soto, quien aseguró sentirse “impactada, impresionada”. “Se está haciendo buen trabajo pero es un colectivo al que hay que mimar y poner más medios a su disposición”.

 

¿Pero y cómo ayudar a estas mujeres? “Se puede mejorar detalles como los utensilios de cocina, ya que tienen niños, podríamos mejorar la parte de ropa. Hay una monjita que les arregla la ropa, y eso no se puede permitir. Hay que firmar convenios para mejorarlo, pese a que viven en buenas condiciones y bastante bien, se puede hacer más”. Y es que a día de hoy pasan las horas con talleres de peluquería, costura y cocina, mientras tratan de escapar de lo que terminó por convertirse en una pesadilla.

 

“Es un poco secreto todo, porque de hecho hay una mujer que su marido está rondando por allí”, explicó Soto, antes de insistir en la necesidad de firmar nuevos convenios para ayudar a estas mujeres y para ampliar el cupo de cabida en esta Casa. “Son cuatro o cinco pero van con el resto de su familia, muchos de ellos adolescentes. En un caso la hija está estudiando la carrera con unas notas excelentes, es para emocionarse”, concluyó la concejal.