La carrera por la alcaldía de Valladolid también se corre en las redes sociales

Los candidatos de la alcaldía de Valladolid, sus respectivos partidos y sus seguidores de Twitter. A.MINGUEZA

PSOE e Izquierda Unida, con Valladolid Toma la Palabra, toman ventaja sobre otros partidos políticos como Ciudadanos, PP, Sí se Puede, UPyD o Vox en actividad ‘tuitera’.

Dicen que estamos en la era del 2.0, en los años de la revolución tecnológica, en el momento de las redes sociales. La vasta oferta que ofrecen teléfonos móviles y tablets hace más que asequible que hasta aquella persona con pocos conocimientos pueda hacer uso de avances como blogs, Twitter o Facebook, por no hablar de otros todavía más a la orden del día como Whatsapp. Pues bien, parece que, a menos de tres semanas de las elecciones municipales, hay políticos que saben sacar más o menos provecho de este campo que tanto ha avanzado en apenas unos años.

 

No hay más que mirar la red social Twitter para comprobarlo. En Valladolid el panorama no tiene un claro vencedor, pero sí un derrotado, que paradójicamente es el triunfador de las últimas elecciones. Sí, el Partido Popular parece haberse quedado atrás en las redes sociales.

 

Vamos por partes. El PP decidió abrirse una nueva cuenta (@PPAYTOVLL) hace unas semanas que a mediodía de este lunes sumaba apenas 200 seguidores. Y es que la actividad no brilla precisamente por su presencia. Sí podría considerarse más activa la del Partido Popular de Valladolid (@PPValladolid), con más de 3.000 tuiteros pendientes de lo que pueda decir. ¿Y De la Riva? Sin Twitter, y como ha reconocido alguna vez, sin ganas de tenerlo.

 

El segundo partido político en concejales en el Ayuntamiento de Valladolid, el PSOE, sí pega un repunte en este campo. Ya reconoció el candidato, Óscar Puente, que Facebook, Twitter y hasta Whatsapp tendrían un papel crucial en la campaña electoral. Hasta 4.800 ‘followers’ tiene Puente (@oscar_puente_) en su cuenta abierta desde hace años y muy activa, mientras que la del partido (@PSOEValladolid) se queda con 2.750. No se detiene ahí la actividad tuitera, ya que varios concejales como Luis Vélez, Victoria Soto, Ignacio Herrán, además del secretario provincial Javier Izquierdo, también entran a la red social todos los días.

 

Seguimos con el repaso. Izquierda Unida (@Iuvall), quien concurrirá a las elecciones del día 24 junto a Equo con el nombre de Valladolid Toma la Palabra (@TomalapalabraVA), suma 2.080 seguidores, mientras que el recién formado partido se queda en 1.100 tras abrir la cuenta hace unos meses. Manuel Saravia, líder tanto de IU como de VTLP, se presenta con 1.400 ‘followers’, mientras que María Sánchez, un sorprendente Alberto Bustos con 7.800 (@Alberbustos) o Pablo Gerbolés también usan Twitter de manera habitual.

 

UPYD, SÍ SE PUEDE, CIUDADANOS Y VOX

 

Por su parte, aquellos partidos que no han tenido representación en el pleno del Ayuntamiento de Valladolid y que aspiran a ello tras las elecciones del 24 de mayo, no pueden presumir de hacer gran uso de Twitter. A la cabeza va Ciudadanos Valladolid (@CsValladolid) con algo más de 2.050 curiosos a sus espaldas, si bien su candidato Jesús Presencio no se ha animado a interactuar con posibles votantes haciéndose una cuenta.

 

Y a partir de aquí, datos más bien pobres, casi inexistentes. Sí se Puede, agrupación de electores en la que van Podemos y Ganemos, se unió al mundo del pajarito azul hace unos meses (@SisepuedeVLL) pero apenas cuenta con 150 seguidores, mientras que la candidata Charo Chávez (@CharoChavez1) sí lleva tiempo en Twitter, aunque con solo 250 personas atentas a sus tuiteos.

 

Por último, UPyD Valladolid (@UpyDValladolid) con 760 y sin que su candidato César Toquero tenga tampoco cuenta, no se alejan demasiado de los 380 ‘followers’ de Vox Valladolid (@Valladolid_Vox) y los 460 de su hombre Alfredo Fernández (@AlfVox), dejan muy atrás a estos aspirantes.

 

La duda a estas alturas se plantea inevitable. ¿Hasta qué punto ayuda moverse como pez en el agua en Twitter o Facebook para conseguir votos? Difícil, por no decir imposible, encontrar una respuesta certera, pero la realidad es que con tantos políticos que se suben al carro, está claro que estas ‘redes’ sociales ayudan a pescar unos cuantos.