La "candidatura" del alcalde de Valladolid genera dos opiniones contrarias en la cúpula del PP regional

Tras su posicionamiento para repetir como candidato a la alcaldía de Valladolid, el presidente de la Comunidad y del Partido Popular, Juan Vicente Herrera, dice que le envidia, mientras el secretario general del PP y alcalde de Salamanca, Fernández Mañueco, le califica como "verso suelto".

Javier León de la Riva no suele ser políticamente correcto. Ni siquiera con su partido, al que no ha dudado en enfrentarse públicamente si así lo consideraba. Tras el Pleno Extraordinario de esta semana por el denominado caso del PGOU en el que la oposición le pedía su dimisión, su reacción fue tajante al posicionarse, "si el partido lo considera oportuno", como candidato a la alcaldía de Valladolid para las próximas elecciones municipales.

 

En términos taurinos, el alcalde dice que se viene arriba con el castigo, y en las filas del PP de Valladolid le arroparon desde el principio. El presidente de los populares vallisoletanos, Ramiro Ruiz Medrano, aseguró que estaba "encantado" con ese posicionamiento, e incluso el portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago Juárez, también alabó esta postura. Parece claro que Javier León tiene el camino despejado para presentarse una vez más, como ha venido repitiendo desde 1992, cuando se presentó por vez primera para ganar todas las elecciones aunque no pudo gobernar hasta obtener mayoría absoluta en el 96.

 

Esta "precandidatura" ha despertado diferentes reacciones en la cúpula del Partido Popular de Castilla y León. Divergencias en las opiniones de su número uno y el número dos; Juan Vicente Herrera como presidente y Alfonso Fernández Mañueco, secretario general; fuera de los cargos del partido, presidente de la Comunidad y alcalde de Salamanca, respectivamente.

 

En una entrevista publicada este domingo por El Norte de Castilla, Herrera alabó la decisión y valentía de Javier León de la Riva y lo cataloga como “coraje, de oportunidad y perfecto en la estrategia y en la táctica. ¿Qué quiere que le diga a usted? ¡Es que le envidio!”

 

Diferente es el pensamiento de Fernández Mañueco, poco dado a plantear ahora cuestiones de candidaturas en las que él mismo está inmerso como una de las alternativas a suceder a Herrera si finalmente no se presenta: "Lo voy a decir con claridad: en estos momentos no toca hablar de candidaturas ni autonómicas, ni municipales. De cara a las europeas, sí se hablará de eso. Y a partir de ahí llegará el momento en que la dirección nacional del partido determine esas decisiones. Ahora hay que hablar de los problemas de la gente. Son otros los que están preocupados de sus problemas internos. De candidaturas no voy a hablar, no toca", expresa en una entrevista publicada por la Agencia Ical, pero no se detiene ahí para añadir: "Es un verso suelto. Es una reflexión que no se tiene en consideración. En estos momentos, no estamos hablando de candidaturas: no toca. El momento para hablar de eso será cuando lo decida la dirección del partido. Queda muchísimo tiempo todavía".

 

El debate, por tanto, abierto en el PP regional con una posición que no ha dejado indiferente a nadie.