La Cámara de Valladolid amplía su programa de inserción laboral a jóvenes de entre 25 y 29 años

El objetivo de la Cámara de Comercio de Valladolid es "ofrecer una formación y las herramientas necesarias para facilitar la incorporación de 648 jóvenes al mercado de trabajo".

La Cámara de Comercio de Valladolid extenderá el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) a los jóvenes de hasta 30 años, por lo que sumará a personas de entre 25 y 29 años, que no formaban parte de este plan de inserción laboral.

  

El objetivo de la Cámara de Comercio de Valladolid es "ofrecer una formación y las herramientas necesarias para facilitar la incorporación de 648 jóvenes al mercado de trabajo", según han informado a Europa Press fuentes de la institución.

  

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid ya ha completado la formación de un grupo de 14 alumnos con una inserción laboral del 100 por ciento, casi todos ellos contratados por McDonalds, que recientemente abrió un nuevo restaurante en Arroyo de la Encomienda.

  

Actualmente se concluye el programa de un segundo grupo de jóvenes que han sido formados para su inserción laboral en la compañía aeronáutica Aciturri. La Cámara de Valladolid, además de los fondos europeos, cuenta con la cofinanciación de la Diputación de Valladolid.

  

A través de este plan, puesto en marcha por la red de Cámaras de Comercio hace un año, un total de 9.051 jóvenes de todo el país entre 16 y 24 años que no trabajan y no están inmersos en programas formativo ya se han dado de alta para formarse y recibir una cualificación profesional que facilite su entrada en el mercado laboral.

  

Asimismo, un total de 800 empresas españolas se ha comprometido con la inserción de los jóvenes a través de este programa, que cuenta con cofinanciación de los fondos europeos Feder.

INSCRIPCIÓN

  

Los jóvenes se pueden inscribir en el PICE en la Cámara de Comercio más cercana. A partir de ese momento, el orientador laboral analiza sus competencias, intereses y grado de cualificación y elabora un perfil profesional.

  

Conforme a ese perfil, el orientador diseña un plan formativo a su medida en competencias digitales y nuevas tecnologías, idiomas, habilidades sociales y técnicas para desenvolverse en el mundo de la empresa.

  

Entre los beneficios para las 800 empresas españolas que se han unido al programa destacan la contratación de jóvenes cualificados profesionalmente y con competencias específicas en los puestos de trabajo que ofertan e incentivos en los contratos de trabajo que realicen.

 

JÓVENES ENTRE 25 Y 29 AÑOS

  

Según los datos del INE del segundo trimestre de este año, actualmente hay un total de 2,2 millones de activos con edades comprendidas entre los 25 y 29 años; de esta cifra, 628.000 se encuentran en situación de desempleo, lo que representa una tasa del 28,4 por ciento. De los 628.000 parados, 245.000 (el 39 por ciento)lleva 2 años o más en desempleo y un 20 por ciento entre 1 y 2 años.

  

Según el grado de cualificación y formación, el desempleo entre esta población va descendiendo; así los jóvenes entre 25 y 29 años que han cursado educación primaria presentan una tasa de paro del 48,5 por ciento; los que se han quedado en la primera etapa de secundaria del 38,3 por ciento.

  

Con la ESO finalizada el porcentaje se sitúa en el 28,7 por ciento; bachillerato o similar el 23,6 por ciento y con educación superior la tasa de paro desciende hasta el 20,1 por ciento (inferior al 22,4 por ciento de tasa de desempleo del conjunto de la economía española).