La Cámara de Ávila recurre la nueva Tasa de Tratamiento y Elimación de Residuos Sólidos

El recurso presentado se fundamenta en la posible nulidad del hecho imponible de la citada tasa, al entender la Cámara que el servicio de tratamiento y eliminación de residuos sólidos ya se encuentra incluido en el impuesto de recogida de basuras del Ayuntamiento

La Cámara Oficial de Comercio e Industria de Ávila, tras acuerdo del Pleno celebrado el pasado 17 de abril, ha presentado recurso de reposición a la liquidación girada por el OAR a la propia entidad cameral abulense por la tasa sobre el tratamiento y eliminación de residuos sólidos generados en el municipio de Ávila, que fue aprobada por el Consorcio Provincial Zona Norte.

 

El recurso de reposición presentado se fundamenta en la posible nulidad del hecho imponible de la citada tasa, al entender la Cámara de Ávila que el servicio de tratamiento y eliminación de residuos sólidos ya se encuentra incluido en el hecho imponible de la recogida de basuras del Ayuntamiento de Ávila, servicio este de recepción obligatoria.

 

Para la institución cameral, "es lógico interpretar que si se trata de un servicio de prestación obligatoria éste no queda reducido exclusivamente a la recogida de basuras sino que dicho servicio incluye también el tratamiento y eliminación de los residuos al ser la propia entidad local la gestora de dichos residuos".

 

Entre los argumentos esgrimidos por la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Ávila también se encuentra "la posible infracción de los artículos 31 y 103 de la Constitución Española respecto al principio de equivalencia al entender que se produce un deslizamiento de la tasa a categoría de impuesto".

 

Asimismo, en el recurso de reposición se plantea la posible nulidad por infracción de los principios tributarios de justicia, igualdad y equitativa distribución de la carga tributaria considerando que la nueva tasa puede ser considerada confiscatoria en su origen.

 

Igualmente, otro argumento planteado en el recurso de reposición se centra en la posible nulidad tanto del procedimiento seguido en la aprobación de dicha tasa como en la notificación de la liquidación derivada de la misma.

 

Hay que recordar que la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Ávila, el pasado 20 de marzo, fue la primera institución en trasladar al empresariado y sociedad abulense su opinión respecto a que no es momento de crear nuevas figuras impositivas ni de incrementar ninguna de las actuales figuras tributarias de cualquier administración pública.

 

Desde la Cámara se entiende "que la creación de nuevas tasas como la de tratamiento y eliminación de residuos sólidos urbanos objeto de recurso no hacen sino alejar a la economía local de la reactivación empresarial y su creación sólo se entiende por el sobrecoste de un servicio que no se ajusta a los criterios de reducción de gastos de las administraciones públicas, eficiencia en la gestión y optimización de los recursos, criterios que sí han sido asumidos por el sector privado".