La Cámara Agraria de Salamanca saldará la deuda con el CSIC cediéndole la titularidad del analizador de suelos y cereales

Pleno de la Cámara Agraria correspondiente al primer trimestre del año 2014 (Foto: Chema Díez)

Asaja recrimina al presidente de la Cámara que no hipoteque el futuro de estos convenios "para que los agricultores no están a merced del CSIC y les cobre lo que quiera por realizar estos análisis". La deuda asciende a 7.000 euros y la máquina se tasa en 11.000.

El pleno de la Cámara Agraria de Salamanca dejó varios frentes durante la sesión correspondiente al primer trimestre del año relativas a la deuda con el CSIC por los análisis de suelo y cereales, la subvención de la Junta a la Cámara Agraria y la imposibilidad de hacer frente a las nóminas de los trabajadores y las cuentas de esta institución.

 

En el primero de los casos, la deuda con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que asciende a 7.000 euros (4.000 de 2012 y 3.000 de 2013), por el convenio de análisis de suelo y cereales en el que también está la Diputación, la propuesta del presidente de la Cámara Agraria, Aurelio Pérez, fue la de ceder la titularidad de la máquina en cuestión (propiedad de la Cámara) al CSIC para saldar así esta deuda pese a que la máquina está valorada en 11.000 euros.

 

Este hecho no gustó al presidente provincial de Asaja, Luis Ángel Cabezas, quien recriminó a Aurelio Pérez que hipoteque a los agricultores que se benefician de estos análisis (6 euros por cada uno en cereales y suelo) para que el CSIC "sea el que decida con este nuevo acuerdo, cuando lo ideal sería que el convenio se firmase con unas condiciones ventajosas para los profesionales que con esta medida pueden pagar mucho dinero por cada análisis".

 

Pérez respondió diciendo que primero hay que dar "un paso y luego el otro y no se puede hacer un convenio hasta que no se haya saldado la deuda anterior, y creo que ésta es la mejor manera de saldarla y creo que no estamos en condición de exigir a nadie".

 

Esta medida fue aprobada con los votos a favor de la Alianza COAG - UPA (7) y la abstención, como siempre, de Asaja (4).

 

LOS TRABAJADORES NO PODRÁN COBRAR

 

Otro de los puntos tratados fue la imposibilidad de pagar la nómina de los trabajadores del mes de marzo al no haber llegado la subvención de la Junta de Castilla y León. "Si la Junta no pone dinero, los trabajadores no podrán cobrar marzo y además llevamos tres meses viviendo del remanente que teníamos del año 2013", aseguró Pérez en este apartado económico.

 

LA CÁMARA AGRARIA, EN CIFRAS

 

Por último, uno de los aspectos más importantes se centró en las cuentas de la Cámara Agraria de cara al presupuesto de 2014 y la liquidación de 2013. En el primer apartado, el presupuesto que se aprobó finalmente ascendió a 131.997,87 euros con una previsión de ingresos de 21.000 euros derivados de varios aspectos como el porcentaje de los trámites de arrendamientos de pastos y rastrojeras (con la nueva Ley Agraria es el 6%), además de los 80.000 euros de la Junta y otros ingresos como 5.00 euros de previsión, otros 10.000 de posible venta de aptrimonio y 14.000 de alquiler de locales.

 

Las cuentas de 2013 y 2013 fueron aprobadas por 8 votos a favor y 4 abstenciones, igual que el vencimiento de la deuda de 21.000 euros contraída por la Cámara Agraria derivada del IRPF, el IVA o la Seguridad Social, que ascendía a 21.453 euros con una previsión de finalizar con la misma en el mes de septiembre de 2014. En la actualidad, quedan por abonar 3.293 euros de esas obligaciones.

 

Del patrimonio de la Cámara, valorado en más de 650.000 euros se han descontado casi 90.000 euros por venta de materiales aunque a un precio menor que el tasado en su momento por la devaluación de la maquinaria en el momento actual.

Noticias relacionadas