La caída del barril de Brent continúa abaratando la gasolina en Valladolid

Gasolinera de la Plaza del Poniente, en Valladolid. BORIS GARCÍA

Desde el pasado 26 de diciembre hasta hoy cuesta tres euros menos llenar un depósito tipo de cualquier coche, tanto gasolina como diesel, en la mayoría de surtidores de la ciudad.

No hay duda, el desplome del precio del barril de Brent está haciendo que muchos empresarios, y sobre todo ciudadanos, se froten las manos sabiendo que el coste de la gasolina sigue el mismo camino en toda España. Algo a lo que no es ajeno Valladolid, que ha visto como el precio tanto de la gasolina como del diesel se ha convertido en un auténtico chollo.

 

Es primordial echar un vistazo antes a los números del barril de Brent para comprender mejor este peculiar comportamiento. Baste decir que a comienzos de 2014 el precio de este alcanzaba los 106.4 dólares, mientras que con la llegada de 2015 se rondan los 50.

 

Un descenso voraz provocado en gran medida por no alcanzarse un acuerdo en los últimos meses en la Organización de Países Exportadores de Petróleo, más conocida como la OPEP, de manera que la producción sigue siendo la misma pese a que no hay tanta necesidad de crudo a nivel internacional. Y ahí entran las leyes básicas de la economía. Al haber mayor oferta, toca bajar el precio para que aumente la demanda y que haya mayor ventas.

 

Valladolid también sigue de cerca este problema que afecta a todo el globo. Sin ir más lejos, la gasolinera Repsol situada en Puente Colgante ha pasado en poco más de diez días, desde el pasado 26 de diciembre hasta este miércoles día 7, de 1’224 euros el litro de gasolina 95 a 1’17, mismo comportamiento que sigue el diesel, de 1’184 a 1’124. Para que se haga usted una idea, un depósito de diesel de cincuenta litros le saldrá tres euros más barato ahora que el 26 de diciembre, mientras que uno de gasolina 2’7 euros.

 

Pero vayamos a una gasolinera más céntrica de Valladolid, aquella situada en la Plaza del Poniente. Moviéndonos en el mismo lapso de tiempo –desde el 26 de diciembre hasta este 7 de enero-, la gasolina se ha desplomado de los 1’199 euros por litro hasta los 1’139, mientras que el diesel de 1’169 hasta 1’109. Misma operación a seguir; para un depósito tipo de cincuenta litros se han caído tres euros de media. Una tónica que según los datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo se mantiene para prácticamente todos los surtidores de la ciudad.

 

La cosa va incluso más allá en el tiempo, todo el 2014 que lleva en caída el barril. Dos encargados de gasolineras de Valladolid, que han preferido no identificarse, aseguran que a lo largo de todo el año la diferencia de coste de un depósito es de, por lo menos, “quince euros”. Todo un récord.

 

Y mientras, en la OPEP siguen a la espera de un acuerdo entre todos los países implicados, que, tal y como se muestran las últimas reuniones, no parece que vaya a tener solución a corto plazo. Desde luego, a los vallisoletanos seguro que no les importa en demasía que continúe el conflicto.

Noticias relacionadas