La 'bocina' está vez no sonríe al MyWiGo Valladolid que cae ante el Cocinas.com

MyWiGo Valladolid que cae derrotado por primera vez en el Polideportivo Pisuerga por 73 a 75.

MyWiGo Valladolid (73): Lucas (6), Pino (23), Uriz (9), Edmond (-), Martínez (-) –quinteto inicial- Pape (-), Montañez (9), Arranz (2), Astilleros (-),        De la Fuente (6), Stobart (6) y Rakocevic (12).

 

Cocinas.com (75): Carlson (6), Ruiz de Gala (26), Kudlacek (7), Nwogbo (14), Lobo (7) –quinteto inicial- González (6), Nikolic (-), Lima (-), Coego (6),  Arévalo (-) y Alfredo OTT (3).

 

Árbitros: Vázquez García y López Herrada

 

Parciales: (19-20, 19-10, 19-29, 16-16)

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 10 de la Adecco Oro disputada en el Polideportivo Pisuerga ante 1.000 espectadores.

La afición vallisoletana ya está acostumbrada a decidir el partido sobre la bocina. Ante Cocinas, Pisuerga vivió otro final cara o cruz.  El desenlace no sonrió a los locales que esta vez no tuvieron suerte y la victoria salió por la puerta de Pisuerga dirección Logroño. A dirigir la nave morada salió de inicio Mikel Uriz acompañado de Iván Martínez, Sergi Pino, Javi Lucas y una novedad en las filas pucelanas; Edmon Koyanouba.

 

El partido comenzó con ambos equipos intentando aprovechar sus ventajas para desgastar al rival. Fue Cocinas quien llevaba en los primeros minutos la batuta del marcador aunque por la mínima renta. MyWiGo Valladolid sacaba carácter en su línea defensiva y peleaba cada rebote a pesar de la superioridad de centímentros. Sergi Pino lideró la ofensiva morada en un primer cuarto que bordó con 10 puntos y 2 recuperaciones de balón. Sin embargo, los de Porfi Fisac comenzaron el segundo cuarto un punto por debajo en el luminoso: (19-20)

 

Nada estaba escrito en Pisuerga. Y Román Montañez quería llevarse la séptima victoria de la temporada en el bolsillo, fue él quien desde el perímetro inauguró el marcador que daba dos puntos de ventaja a los suyos 22-20. Parecían más frescos los vallisoletanos que alegraron su juego a base de imprimir ritmo a la ofensiva. Los de Fisac abrieron más el campo y protagonizaron rápidas acciones de contraataque tras fallo contrario.

 

Cocinas sobrevivía con aciertos puntuales aunque los locales hacían daño con la conexión Uriz-interior. Stobart, con 4 puntos consecutivos, se imponía bajo aros para conseguir despegar a los suyos en el luminoso 26-22. Cocinas no tiraba la toalla y conseguía arañar puntos sobre todo desde posiciones interiores.

 

El técnico Antonio Pérez se vio obligado a pedir tiempo muerto después de que Rakocevic revolucionara Pisuerga con dos consecutivas desde el perímetro. Uriz cerró el periodo con una jugada individual de calidad que hizo las delicias de la grada (38-30).

 

Tras el receso, los de Fisac salieron concentrados en ataque y en defensa. Sin embargo los de Antonio Pérez reaccionaron y protagonizaron un festival anotador en ataque que valió el empate a 44 a falta de 4 minutos para el final. MyWiGo Valladolid pidió tiempo muerto para frenar la sangría visitante que continuó con un buen porcentaje en triples que dieron la vuelta al marcador (47-52).

 

Sergio de la Fuente con dos buenas acciones en la pintura dio aire a los suyos que cerraron el cuarto muy cerca en el marcador 57-59. El último cuarto parecía lo que fue; otro partido sufrido. Cocinas tomó ventaja, pero MyWiGo Valladolid no iba a ponérselo fácil. Los morados subieron la intensidad en defensa y lograron recortar distancias.

 

Román Montañez tiraba del carro local que iba a remolque del acierto de Cocinas. Sin embargo Rakocevic volvió a la línea de 3 para enseñar el camino a los suyos (66-69) a falta de menos de 3 minutos para el final.

 

A escasos segundos para el término del choque, Sergi Pino empató el partido desde la línea de triple y Pisuerga se convirtió, como viene siendo habitual, en el sexto hombre. 10 segundos de posesión para Cocinas y baile de tiempos muertos en una lucha de banquillos que finalmente se llevó Cocinas por 73 a 75.