La ayuda alimentaria de la UE que promueve el Gobierno llega este año a más de 24.000 vallisoletanos

El subdelegado del Gobierno, en el centro, durante la rueda de prensa ofrecida en el Banco de Alimentos.

En Valladolid, 169 asociaciones sociales, coordinadas por las entidades colaboradoras Cruz Roja y Banco de Alimentos, distribuirán, entre las dos fases,  512.152 kilos de alimentos, valorados en 393.230 euros.

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, ha visitado este lunes la sede del Banco de Alimentos de Valladolid, que junto a Cruz Roja gestiona el Programa de Alimentos del Fondo Español de Garantía Agraria, FEGA, acompañado por los responsables de ambas entidades Jesús Mediavilla y Marta Varas Aragón, respectivamente.

 

La visita coincide con el desarrollo de la segunda fase del reparto de este año, iniciada el 1 de octubre, y en la que se distribuirán en Valladolid 354.253 kilos de alimentos, valorados en 277.576 euros. Entre las dos fases de 2014 se han destinado a esta provincia 512.151 kilos de alimentos, valorados en 393.230 euros, con lo que la ayuda alimenticia habrá llegado a más de 24.000 beneficiarios.

 

Junto al desarrollo de la segunda fase, la visita del subdelegado del Gobierno tenía como objetivo reconocer el trabajo desarrollado por el presidente del Banco de Alimentos, José María Zárate, verdadero impulsor de esta entidad hasta su fallecimiento el pasado mes de agosto.

 

En esta segunda fase el Banco y Cruz Roja entidades gestionarán, a partes iguales, (177.126 kilos), la distribución de la ayuda europea en la provincia.

       

 

PRODUCTOS EXCEDENTARIOS

 

El pasado mes de marzo la Unión Europea aprobó la creación de un Fondo de Ayuda en el periodo 2014-2020 por el que los estados miembros podrán comprar alimentos para que sean entregados a las personas más desfavorecidas. Adelantándose a esta decisión  y ante la posibilidad de que pudieran verse afectados los más de dos millones de personas que se beneficiaron en España del Plan 2013, el Gobierno procedió a aprobar una dotación presupuestaria de 40 millones de euros como medida extraordinaria para poner en marcha el plan y para dar continuidad al Programa de Alimentos durante el año 2014.

 

Los planes de ayuda a personas necesitadas a través de la distribución de alimentos tienen su origen en las olas de frío que se produjeron en Europa en los años 1986 y 1987. La Comisión Europea decidió hacer frente a la situación de necesidad que provocaron haciendo uso de los productos excedentarios almacenados en los organismos de intervención de los Estados miembros, para transformarlos en alimentos destinados a las personas más desfavorecidas.

 

Ante el éxito de esta medida, pasó de ser una acción puntual a una actuación permanente, con planes anuales que perseguían, por un lado, reducir las existencias de productos intervenidos por la PAC y, por otro, proporcionar alimentos a las personas más necesitadas, entendiendo como tales aquellas que tienen difícil acceso  a los medios básicos de supervivencia, (disminuidos físicos, psíquicos o sensoriales, personas incapacitadas para el trabajo o incursas en toxicomanías o sida, mujeres maltratadas, minorías étnicas, inmigrantes, ancianos perceptores de las pensiones más bajas, etc).

 

Debido a la disminución de productos almacenados en los organismos de intervención de la UE, el Plan no se realiza, desde hace varios años, con productos de intervención, sino con productos adquiridos en el mercado con los fondos que aporta la UE, a través del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA).

 

Este presupuesto se destina a la compra de alimentos que pertenezcan a la gama de productos que han constituido las existencias de los organismos de intervención: cereales, mantequilla, arroz y azúcar.