La AUGC denuncia presiones económicas a los Guardias Civiles para aumentar el número de denuncias

La Asociación Unificada de Guardias Civiles ha denunciado que cada uno de los agentes de la Agrupación de Tráfico debe poner 50 denuncias como mínimo si quieren cobrar a final de mes la productividad

Este sindicato ha mostrado su malestar, a través de una nota de prensa, porque "la aplicación del RAI (Resumen de Actividades Individual) ha convertido a los guardias civiles de la Agrupación en cajas registradoras de las arcas del Gobierno, que en su afán recaudatorio ha optado por castigar a los guardias civiles que no participan de esta avidez, y se olvida de los fines por los que se creó esta especialidad de la Guardia Civil: primar la vigilancia y control del tráfico, los servicios humanitarios y otros servicios de vital importancia".


Recuerdan que "no es la primera vez que AUGC tiene que denunciar esta práctica abusiva tanto para los bolsillos de los ya sufridos ciudadanos, como para los miembros de la Agrupación" y aseguran que "los que no entran en este juego de aumentar la recaudación ven mermado su ya exiguo salario, aproximadamente entre 200€ y 500 € menos, por no percibir la productividad".


La AUG se pregunta "¿Por qué a los agentes encargados de la vigilancia del tráfico se les obliga a poner un número determinado de denuncias, y a la opinión pública se les dice lo contrario?". Para este sindicato de la Guardia Civil "se está poniendo en entredicho la gran confianza depositada en este Cuerpo Policial y que fue la que motivó su creación, porque la razón de la existencia no se encuentra en fomentar la competencia o en crear cupos de denuncias" e incluso manifiestan que esta práctica está expresamente prohibida en las normas de la Agrupación.


La AUGC señala que "el General jefe de la Agrupación de Trafico parece haber olvidado este fin benemérito que, además, es el que comparte la inmensa mayoría de los agentes, incluidos muchos mandos, quienes sí consideran que ese carácter benemérito de la Institución debe prevalecer sobre prácticas más parecidas a la empresa privada". Indican además que "con la insistencia en aplicar el Resumen de Actividades Individuales (RAI) y el Resumen de Actividades de Unidad, (RAU), solo fomenta la competencia entre agentes y entre unidades". Argumentan como prueba las gratificaciones establecidas en las citadas normas para las unidades y sus jefes y el castigo económico a quienes no consigan llegar a unos parámetros que el jefe de unidad considere adecuados.


Desde AUGC, denuncian "estas órdenes injustas dadas a los compañeros de Tráfico" y solicitan al Director General que retire este método evaluativo por discriminatorio. Además, insisten también en que las consecuencias del RAI van más allá de la pérdida de la productividad, ya que aseguran que para esta organización han supuesto muchos expedientes a cargos asociativos, el último al secretario general de AUGC Cantabria, al que se le ha comunicado ya apertura de expediente por falta grave por denunciar en rueda de prensa las presiones que se ejercen sobre los agentes de la Agrupación de Tráfico para que aumenten las denuncias.