La Audiencia Nacional sólo reclama a uno de los dos detenidos en Francia por colaborar con la banda

Andoni Lariz es investigado por el juez Eloy Velasco por colaborar con uno de los 'comandos' que creó 'Txeroki'

 


MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Nacional únicamente reclama a uno de los dos etarras detenidos el pasado viernes en la región francesa de Borgoña en un sumario en el que se le imputa un delito de colaboración con organización terrorista, según fuentes jurídicas consultadas en este tribunal.

Se trata de Andoni Lariz Bustunduy, contra el que pesa una orden europea de detención y entrega (OEDE) por haber colaborado con los comandos 'Tontor' y 'Kresala', que creó en 2005 el exjefe militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki'. Esta estructura cometió, entre otros, el atentado perpetrado con coche bomba en un polígono industrial de Ávila cercano a la Academia de Policía Nacional.

Lariz Bustunduy, profesor de lengua y literatura, figura en la lista de terroristas más buscados elaborada el 1 de julio de 2012 por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es investigado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco.

Nacido en Markina-Xemein (Vizcaya) en 1973, fue coordinador de la asociación de escuelas públicas Sortzen-Ikasbatuaz Elkartea. Antes de su paso por las filas de ETA, Lariz Bustunduy estuvo ligado a la ilegalizada HB, partido por el que se presentó como suplente en el Senado en 1996.

ABSUELTO SIN CAUSAS PENDIENTES

El segundo detenido, Urtzi Etxeberria Aierdi, no es reclamado por ningún juzgado de la Audiencia Nacional, según las citadas fuentes, ya que fue absuelto en diciembre de 2009 por valerse de su puesto de camarero en una 'herriko taberna' para distribuir 'zutabes', el boletín interno de ETA.

Las citadas fuentes apuntaron que las autoridades judiciales francesas le imputarán previsiblemente un delito de asociación de malhechores, equivalente en el ordenamiento jurídico del país vecino al de integración en organización terrorista.

En el juicio, la fiscal Olga Sánchez solicitó para él una pena de cinco años de cárcel al entender que participó en distintos grados en la recogida de paquetes con los boletines en 'herriko tabernas' y en su transporte en vehículos precedidos por otros coches que ejercían las funciones de lanzadera. En su declaración dijo no conocer a ninguno de los procesados y que desconocía el contenido de los fardos que recogieron.

Los dos etarras fueron detenidos el viernes en el departamento de La Nievre, en la región central de Borgoña. Iban armados y portaban documentación falsa.