Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Audiencia de Valladolid archiva la querella del Pacma contra Pablo Trillo por autorizar el "Toro de la Vega"

Pablo Trillo.

La Audiencia de Valladolid archiva la querella que el pasado año interpuso el Partido Animalista (Pacma) contra el delegado territorial de la Junta en la provincia, Pablo Trillo, por autorizar la celebración del Toro de la Vega de Tordesillas.

La resolución confirma así el auto, en idéntico sentido, que el pasado mes de diciembre dictó el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid, cuyo titular impuso inicialmente al colectivo una fianza de 15.000 euros, rebajada más tarde a 6.000, para poder continuar con la querella presentada el 19 de septiembre contra el representante de la Junta, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

PREVARICACIÓN
 

La querella se interpuso por un posible delito de prevaricación administrativa cometida por el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid, Pablo Trillo-Figueroa, por haber autorizado la celebración del Toro de la Vega el 11 de septiembre de 2012, "después de que fuera advertido de su ilegalidad".

 

Junto a esta querella, la formación animalista también presentó un recurso contencioso-administrativo en el que pedía la revisión del torneo como Festejo Taurino Tradicional y un recurso de alzada contra la propia autorización del Toro de la Vega 2012.

 

Además, la formación antitaurina presentó una denuncia por las irregularidades contra el Reglamento de Espectáculos Taurinos de Castilla y León que se podrían haber cometido durante la celebración del Toro, para lo cual remitieron a los Juzgados las imágenes del mismo tomadas "a pesar de la oposición de los vecinos de Tordesillas y asistentes al evento".

 

El Pacma se remontó a 'Las Siete Partidas' de Alfonso X 'El Sabio' de Castilla para rechazar la declaración de Festejo Taurino Tradicional del Toro de la Vega de Tordesillas y exigir al juez su prohibición, ya que, a su juicio, este festejo se celebró de manera ilegal hasta la adopción del Código Civil en 1889.