La Asociación Vecinal de Rondilla niega la invitación del Ayuntamiento a visitar las calles

Han calificado este viernes de "insólita" y "contra natura" la invitación para participar en la visita a las calles recientemente reformadas pues se trata de "el primer contacto" del equipo de Gobierno con la agrupación "en 15 años".

La Asociación Vecinal de la Rondilla ha calificado este viernes de "insólita" y "contra natura" la invitación del Ayuntamiento para participar en la visita a las calles Místicos, Poesías, Meditaciones y Fontiveros, recientemente reformadas, y que han rechazado por considerarla "maliciosa y fingida" pues se trata de "el primer contacto" del equipo de Gobierno con la agrupación "en 15 años".

 

Así lo han señalado fuentes vecinales en un comunicado recogido por Europa Press después de que recibieran en la mañana de este viernes una llamada telefónica de la Concejalía de Urbanismo para invitar a sus representantes a la citada visita, que estaba prevista a las 11.00 horas.

 

La Asociación ha ironizado con que se trata de una invitación "insólita por inhabitual" y "contra natura por contraria a la ética política del Ayuntamiento", al tiempo que la han considerado "fingida y maliciosa" a causa de las "continuas agresiones y actuaciones de acoso y derribo por los diferentes departamentos municipales contra el barrio de la Rondilla y la Asociación Vecinal, en venganza por no someterse a sus cacicadas".

 

Es "impensable", para la Asociación Vecinal, participar en lo que consideran también como una "mascarada" pues han aseverado que en el proyecto de ARI "se excluyó sistemáticamente" a la entidad, que reclamaba, entre otras cosas, las conexiones de las viviendas a las nuevas redes de agua potable y saneamiento, actuaciones en las jardineras octogonales que "ofrecen una lamentabilísima imagen" o la declaración de estas vías como "de convivencia de peatones y vehículos", con limitación de la velocidad a 20 kms/hora.

 

También han recordado sus críticas a la gestión de los fondos, que consideran que fue "opaca" por parte del Ayuntamiento de Valladolid y de la Sociedad municipal de Suelo y Vivienda (VIVA) y que los vecinos del polígono tuvieron que realizar un "tremendo esfuerzo económico complementario con sus aportaciones económicas".

 

Asimismo, han añadido que el proyecto supuso la pérdida de 110 plazas de aparcamiento en superficie, que se "improvisó" en la rehabilitación de las viviendas, "que dejaron sin resolver las conexiones a las nuevas conducciones de saneamiento y abastecimiento a la vía pública"; los conflictos entre las comunidades de vecinos y las empresas eléctricas sobre quién tiene que asumir el soterramiento del cableado o la "no intervención en el San Juan de la Cruz", que consideran "se ha expoliado" al barrio.

 

En ese sentido, han recalcado que no renuncian a la recuperación del antiguo colegio como equipamiento para el barrio de la Rondilla. También plantean llevar a cabo una valoración "pormenorizada" de la experiencia de desarrollo del Área de Rehabilitación Integral de Rondilla y denunciar en Naciones Unidas la concesión al Ayuntamiento del galardón de Buenas Prácticas Urbanas, concedido por la propia organización internacional.