La Asociación La Rondilla dice que el Ayuntamiento elude su deber de conservar el San Juan de la Cruz

Acusan también a la Secretaría de la Seguridad Social de no mantener el edificio en condiciones de "seguridad, salubridad, ornato público e imagen urbana".

La Asociación Vecinal Rondilla ha acusado a la Secretaría de la Seguridad Social y al Ayuntamiento de Valladolid de "eludir" su deber de conservación del edificio de San Juan en condiciones de "seguridad, salubridad, ornato público e imagen urbana", y ha solicitado la denegación de la declaración de ruina del inmueble.

  

En primera instancia, dentro del período de información pública del expediente, la Asociación Vecinal del barrio ha presentado una batería de alegaciones que "desmonta" los argumentos de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social para que el Ayuntamiento declare la ruina del emblemático inmueble.

  

El estado actual de la infraestructura del inmueble en "absoluto presenta" indicios de "agotamiento" de sus elementos estructurales vitales, como muros, cubiertas, forjados, viguería y cimentación, sino "deterioros importantes", ocasionados por los "gravísimos incumplimientos" del Ayuntamiento, que dejó de sostener económicamente el mantenimiento de la vida útil del inmueble.

  

"Ni derrumbamiento ni peligro inmediato, sino un clamoroso caso de negligente y criminal abandono de una propiedad pública y un incumplimiento tanto por la Seguridad Social como subsidiariamente por el Ayuntamiento de Valladolid de sus obligaciones de conservación del patrimonio público edificado", han afirmado.

  

Para poder declarar la ruina es exigible, en primer lugar, que los supuestos y circunstancias que la legitiman han de quedar "suficientemente" acreditados y, en segundo lugar, que la actuación administrativa ha de ajustarse a los principios de proporcionalidad y congruencia.

  

Estos requisitos "no han sido acreditados de manera expresa", según informaron a Europa Press fuentes de la Asociación, por lo que la calificación de ruina que pretende la Seguridad Social resulta, a su parecer, "improcedente, desproporcionada y fraudulenta", que trata como ordinaria y rutinaria una medida que es "a todas luces excepcional".

 

OMISIÓN DE OBLIGACIONES

  

En este sentido, la Asociación ha recordado que hace 15 años el Consistorio omitió "maliciosamente y a sabiendas" su obligación de mantenimiento y que ahora la Seguridad Social pretende eludir con "engaño" el deber contraído de conservación del San Juan de la Cruz en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público e imagen urbana, pues con una declaración de ruina ambos organismos quedarían eximidos de atender a la conservación.

  

Para los vecinos, la "contradicción" entre la declaración de ruina y el deber de conservación "no puede resolverse afirmando unilateral y torticeramente" que el estado de ruina del San Juan de la Cruz produce por incompatibilidad la extinción de la obligación legal de la Seguridad Social de sostener la razonable vida útil del inmueble.

  

"Nuevamente, es la propia Administración la que arrasa, destruye, atenta, arruina y procura la inutilización de bienes públicos, hechos expresamente castigados por la Ley penal", concluye.