La Asociación 'La Calle' denuncia un abuso "consentido por la Junta" en los precios del transporte público de Laguna

La Asociación iniciará acciones de lucha porque "cuando las empresas gozan de concesiones blindadas para estos servicios, muchas veces caen en abusos de posición".

La Asociación Vecinal ‘La Calle’ denuncia un desmedido aumento de precios en el transporte público de Laguna de Duero que es gestionado por la empresa Cabrero S.A.

 

Según expresan desde la Asociación, la empresa Cabrero S.A se aprovecha de una concesión blindada sin competencia alguna que ha sido dispensada por la Junta de Castilla y León que a su vez consiente que la empresa encargada de prestar el servicio de transporte en Laguna de Duero lleve a cabo un aumento de precio desmesurado en el precio del abono y del billete ordinario.

 

En 2011, el precio del billete ordinario se situaba en los 1,25 euros mientras que el precio del billete mediante bono era de 1,13 euros. De esta forma, si consideramos que mensualmente viajamos 60 veces, 30 desplazamientos de ida y 30 desplazamientos de vuelta, el gasto mensual mediante billete ordinario ascendía a los 75 euros y a los 67,8 euros si se viajaba con bono.

 

Mientras que en la actualidad el precio del billete ordinario es de 1,40 euros y de 1,25 con bono. Así pues, el gasto mensual asciende a los 84 euros con billete ordinario y 75 euros con bono. De esta manera, según denuncia la Asociación Vecinal, de 2011 a 2014  el billete ordinario ha aumentado su precio en un 12 por ciento, mientras que el bono lo ha hecho en un 10,6 por ciento.

 

A su vez, la Asociación argumenta que el IPC según el INE desde Abril de 2011 hasta Julio de 2014, solo ha alcanzado el 3,5 por ciento, mientras que los salarios han bajado en estos últimos años hasta un 7,6 por ciento. En concreto, en la provincia de Valladolid, desde agosto de 2011 a agosto de 2014, el INE refleja un aumento de un 4,2 por ciento en el Índice de Precios de Consumo, muy por debajo del incremento en el valor del billete que ha implantado la empresa Cabrero S.A en estos últimos tres años.

 

Por último, la Asociación ha terminado su denuncia con una reflexión. "Cuando las empresas gozan de concesiones blindadas para estos servicios, en contratos que se extienden varias décadas, muchas veces caen en abuso de posición".