Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Asociación de Hoteleros y el Ayuntamiento de Valladolid chocan con los datos de Fiestas

ALBERTO MINGUEZA

Mientras que el Consistorio hablaba de “un 85% de ocupación media” para las nueve noches, el presidente Francisco de Frutos dice que “esa cifra solo se cumplía los fines de semana”.

Hasta 2.400 plazas hoteleras en Valladolid, al ritmo de un 85% de ocupación diaria, multiplicado por nueve noches. Total, 18.360 pernoctaciones. Estos números indican las estimaciones que hizo el Ayuntamiento de la capital en su balance de las Fiestas de la Virgen de San Lorenzo, hace algo menos de dos semanas. El equipo de Gobierno de León de la Riva, incluso, iba más allá y se atrevía a estimar en 60 euros el gasto medio de todas estas pernoctaciones, lo que habría supuesto un beneficio de algo más de 1.100.000 euros. Pero ahí está el problema. Que la propia Asociación de Hoteleros de Valladolid dice que semajantes datos no son así.

 

“Para esos días hemos tenido una ocupación razonable, según lo previsto”, comienza Francisco de Frutos, presidente de la Asociación. “El fin de semana las ocupaciones han sido altas, y entre semana se podrían calificar de media-baja”. Declaraciones que chocan frontalmente con las de León de la Riva y la concejal Mercedes Cantalapiedra.

 

“Esa ocupación del 85% de la que habla el Ayuntamiento puede ser un sábado, para el resto diría que no. Esa cifra ha sido solo de fines de semana. Ni domingo, ni lunes, ni martes ha sido así”, insiste De Frutos, que en todo caso asegura también que las sensaciones para esas fechas fueron “positivas” por el ligero incremento de demanda.

 

“Las Fiestas han empezado un viernes y han acabado un domingo, ha habido cerca de diez noches y hemos trabajado bien entre cuatro y cinco. Las otras han sido flojas, se ha trabajado en torno al 40 o 50% de ocupación esos días. Porque el sábado esté lleno no pensemos que lo está lunes, martes y miércoles”, ha perseverado el presidente de la Asociación de Hoteleros.

 

En todo caso, De Frutos sí quiso valorar de manera positiva la decisión del Ayuntamiento de Valladolid de cambiar el Pregón de mañana a la tarde de nuevo, de manera que se ganó así una noche más. “Lógicamente nos ha ayudado, hemos ampliado un día más la ocupación y encima de fin de semana. Lo que cuesta que arranque en Valladolid es el turismo de semana laboral, no el de fin de semana”. Días laborales en los que, precisamente, chocan datos la Asociación de Hoteleros y el Consistorio.