Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Asociación de Hosteleros apuesta por el lechazo en unas jornadas que se celebrarán en San Pedro Regalado

Uno de los pinchos de lechazo servidos en el almuerzo de clausura de Madrid Fusión.
Ver album

Desde la Asociación de Hostelería se piensa que el lechazo, "un plato típicamente vallisoletano", no está lo suficientemente "explotado". Jaime Fernández ha valorado "muy positivamente" el almuerzo ofrecido por nueve restaurantes de Valladolid en la clausura del congreso Madrid Fusión.

La Asociación de Hosteleros de Valladolid organizará en mayo, coincidiendo con la festividad de San Pedro Regalado, patrón de la ciudad, unas jornadas gastronómicas en torno al lechazo. El principal objetivo es relanzar este plato "tan tradicional" en la zona, como ha adelantado a tribunavalladolid.com el presidente de los Hosteleros vallisoletanos, Jaime Fernández, en la clausura del congreso culinario Madrid Fusión, que hoy tuvo como protagonistas a una delegación de la ciudad del Pisuerga.

 

Precisamente, el lechazo asado fue el plato estrella servido en el almuerzo de clausura para más de 300 VIP de Madrid Fusión, por los cocineros de nueve restaurantes vallisoletanos encargados de elaborar un menú a base de productos de la tierra. Jaime Fernández considera que este alimento "tan nuestro" está "poco explotado y aprovechado" últimamente en la hostelería de la ciudad.

 

De ahí que surjan estas jornadas, que podrían prolongarse durante toda la semana, coincidiendo con la festividad de San Pedro Regalado y en el que no sólo se elaborarán menús por los diversos restaurantes, sino que desde la Asociación se pretende que se adhieran diferentes bares y establecimientos con pinchos y tapas, con el lechazo como protagonista.

 

El lechazo fue el protagonista del almuerzo de clausura en el congreso gastronómico de Madrid Fusión, que fue servido por nueve restaurantes de Valladolid.

 

El presidente de los hosteleros hacía estas declaraciones a este diario, durante la clausura del Madrid Fusión. Fernández valoraba de forma muy positiva el paso de Valladolid por este congreso, y especialmente la comida que ha servido como punto y final del evento. "Nos han felicitado por la calidad de los productos, la innovación en los platos y por lo bien servido que ha estado todo", apunta el presidente, quien confía que el próximo año la organización vuelva a elegir a Valladolid para organizar el almuerzo de despedida.

 

El lechazo estuvo muy presente en los sabores que Valladolid ha llevado hasta la capital de España. No sólo por el asado del que se encargó Jesús Sanabria, del restaurante Campogrande, sino también con la tapa postales de Valladolid ¡para comérselas!, elaborado por Jesús Alejos, del restaurante Ángela. Sanabria explicó que el secreto del lechazo es simplemente “estar muy atento al asado y disponer de buena materia prima”. Por su parte, Alejos, sorprendió con un guiso de cordero, en forma de hamburguesa con unas postales comestibles, con los principales monumentos de la ciudad.

 

Rogelio Sanz y María Jesús Arranz, del restaurante El Balcón de las Médulas, llevaron a Madrid Fusión 2013 una sopa castellana. De hecho, Sanz dijo que se trata del mejor “analgésico natural” existente, especialmente tras una noche de fiesta. “además se elabora con productos que todos tenemos en casa”.

Antonio y Javier González, del Restaurante Los Zagales, participaron en esta edición con su original pincho olivas y kilos, mientras Paco Martínez, del restaurante La Criolla, ofreció un canelón de escabechados. Natalia Céspedes y David Fernández, del restaurante Noche y Día, sirvió morcilla a la miel, y un año más Alejo Burgos, del bar Ceyjo, invitó a su croqueta de jamón y huevo, cuyo secreto es “cariño y mucha paciencia”.

 

La traca final llegó con los postres, ofrecidos por Carlos Sanz, del restaurante Fortuna 25, con su chupito de yoghourt griego, y por José Luis Gil, del restaurante La Tahona, que aportó un delicioso cóctel de frutas con chocolate.

Noticias relacionadas