La arenga de Conchita Martínez para que el tenis español vuelva a ser el que era en la Davis

Conchita Martínez

La capitana del equipo español de Copa Davis, Conchita Martínez, ha afirmado que los jugadores y cuerpo técnico deben estar "más unidos que nunca" para afrontar el reto de ganar a Rusia en la eliminatoria de este fin de semana en la pista azul del Fetisov Arena de Vladivostok y buscar el regreso al Grupo Mundial.

En una carta abierta publicada en la web de Eurosport, cadena de la que es comentarista, Conchita Martínez quiso para mandar un mensaje de "unidad" al tenis español, después del relevo de Gala León y la inhabilitación del presidente de la RFET, José Luis Escañuela.

 

"Necesitamos estar más juntos y unidos que nunca para sacar adelante nuestro primer reto, que pasa por Vladivostok. Es el primer paso hacia cotas mayores. Un primer paso que pasa por volver al Grupo Mundial, a la Primera División del tenis, que es donde tenemos que estar. Debemos ir por partes y comprometernos todos con la primera eliminatoria que va a ser clave. Jugamos muy lejos de casa, con unas condiciones que no nos favorecen, pero con un equipo cargado de ilusión y fuerza", comentó.

 

Martínez dejó muy claro que los jugadores tienen ganas de volver a la selección y conseguir dar alegrías a la afición. "Lo importante es el compromiso y ellos lo tienen. También tienen unos Juegos Olímpicos en 2016 que es una motivación extra para ellos y además son conscientes de que 

La única española que ha ganado el torneo de Wimbledon dijo que el de España es un equipo, "pero no un equipo de cuatro jugadores". "Una Copa Davis se gana con el compromiso de muchos tenistas. Eso es lo que queremos, que cada jugador puede aportar algo en uno u otro momento. Esto está en sus manos y los que estamos alrededor de ellos sólo podemos alentarles y apoyarles para poder conseguirlo. Todos tenemos que tener ilusión en este proyecto. Jugar por España y defender sus colores es un honor y todo empieza aquí en Vladivostok", señaló.

 

Acerca del estado de la pista azul del Fetisov Arena, aseguró que no es mala. "Es una tarima de madera y es bastante rugosa. La verdad es que nos la esperábamos más rápida. Nos la esperábamos peor. Es una pista cubierta y un estadio muy grande, por lo que sabemos que tendremos a mucha gente gritando en nuestra contra", indicó.

 

En este sentido, la exjugadora aragonesa hizo hincapié en focalizar el objetivo y jugar el tenis habitual de cada uno. "Hay que ir punto a punto. No es fácil jugar aquí y el viaje ha sido muy largo. Los jugadores han hecho un gran esfuerzo y hay que agradecérselo. Esto va a ser una larga batalla y ojalá caiga de nuestro lado", deseó.