La APV solicita la eliminación del cobro por las acreditaciones de prensa en la Seminci

La APV ha recordado que ha criticado el cobro de la acreditación desde 2012, cuando la dirección del Festival decidió implantar por primera vez esta medida.

La Asociación de la Prensa de Valladolid (APV) ha criticado un año más el cobro por las acreditaciones de prensa a los periodistas y medios de comunicación que cubrirán la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), al tiempo que han reclamado la eliminación de este pago.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, la APV ha considerado que el cobro es "un ataque contra uno de los principios básicos del periodismo, el derecho a un acceso libre a la información" de un evento "de indudable relevancia para la ciudad".

 

La APV ha criticado un año más esta medida, que se implantó en la edición de 2012 y ha solicitado su eliminación, pues califican de "intolerable" que el periodista o el medio deban pagar para poder realizar su trabajo, "para desarrollar su función de trasladar a sus lectores, oyentes o espectadores lo que sucede en un festival de interés internacional".

 

La APV respalda su crítica en el Código Deontológico de la FAPE que establece en su Artículo 11 que el periodista "defenderá siempre el libre acceso a la información proveniente o generada por las Administraciones Públicas" obligadas a una transparencia informativa, al ser la Seminci una institución cultural financiada mayoritariamente por instituciones públicas.

 

La APV ha recordado que ha criticado el cobro de la acreditación desde 2012, cuando la dirección del Festival decidió implantar por primera vez esta medida. Asimismo, han explicado que en las últimas semanas miembros de la Junta Directiva han trasladado personalmente al nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid el "total rechazo" al mantenimiento de esta cuota para periodistas e instado a que se reconsidere en el Consejo Rector.

 

En todo caso, la Asociación ha querido subrayar su "respeto y apoyo" al festival y ha recordado que los profesionales ayudan a difundirlo "como parte de patrimonio cultural de Valladolid".