La apertura del nuevo edificio de Hacienda en Valladolid se demora por un retraso en el suministro eléctrico

Imagen del nuevo edificio de Hacienda, todavía en obras.

Los retrasos atribuidos a la empresa encargada del suministro eléctrico del nuevo edificio de la Delegación de la Agencia Tributaria en Castilla y León en Villa del Prado (Valladolid) han llevado a la entidad a aplazar hasta septiembre el traslado de los trabajadores al nuevo emplazamiento.

 

Según han explicado a Europa Press fuentes de la Aeat, la fecha aún está por concretar y cuando se conozca con seguridad se comunicará a los trabajadores de la Delegación Hacienda cuando comenzará el traslado, que se llevará a cabo por departamentos.

 

En principio, el contrato de las obras, que comenzaron en junio de 2011, contaba con un plazo de ejecución de 30 meses, por lo que se preveía la apertura en el primer semestre de 2014, si bien a comienzos de este año se informó en la prensa local de los meses de verano como la época más posible para el traslado.

 

Por el momento, la demora de la empresa encargada del suministro eléctrico, que "no ha cumplido los plazos previstos", ha llevado a aplazar de nuevo la fecha, ahora al mes de septiembre.

 

El inmueble de la Agencia Tributaria en Villa del Prado -en la confluencia de la avenida Monasterio de Santo Domingo de Silos con la avenida de Salamanca- se ha edificado sobre una solar de 15.149 metros cuadrados, aunque la superficie construida será de unos 30.000, de los cuales aproximadamente la mitad corresponde a las cinco plantas sobre rasante para oficinas y atención al público.

 

La obra corre a cargo de la constructora Isolux Corsán con diseño del arquitecto Rafael Caballero, ha implicado la inversión de 22 millones de euros.

 

CARACTERÍSTICAS

 

La construcción podrá albergar 535 puestos de trabajo y contará con un local específico para el desarrollo de Campañas de Renta, además de salones para reuniones, aula de informática, biblioteca, garaje y aparcamiento en el sótano para funcionarios con 345 plazas y otro en superficie con 155 plazas, además de archivos en una superficie de 4.000 metros cuadrados.

 

Esta nueva sede para la Delegación de Hacienda permitirá reagrupar todas las dependencias de la entidad en la capital vallisoletana, por lo que supondrá un ahorro en el arrendamiento de locales. Además, supondrá una notable modernización de las instalaciones al tratarse de un edificio moderno en sustitución del que quedará libre en la plaza de Madrid.

 

Este edificio histórico que quedará vacío en una zona muy céntrica de la ciudad ha sido objeto ya de negociaciones entre el Gobierno central -su titular- y la Junta de Castilla y León, pues podría entrar en una permuta con el inmueble de la Delegación Territorial en Salamanca y la actual sede de Hacienda en Valladolid y terminar por albergar algunas dependencias de la Administración regional, como la Consejería de Familia.

 

Precisamente, el Grupo Municipal Socialista ha anunciado que en el próximo Pleno Municipal que se celebra este miércoles reclamará, dentro de una moción sobre los barrios de la zona centro, la puesta en marcha de un plan destinado a buscar alternativas a los varios inmuebles públicos que han quedado o quedarán sin uso.

 

Así, el presidente del Grupo Socialista, Óscar Puente, se refirió al edificio de Hacienda en la plaza de Madrid pero también a las dependencias de la Seguridad Social en la calle Gamazo o al antiguo hospital del Río Hortega, sin uso desde hace varios años.

 

"El Ayuntamiento debe promover la búsqueda de nuevas dotaciones o servicios que instalar en estos inmuebles", apuntó Puente, que advirtió de que el traslado lejos del centro ha implicado la salida de miles de trabajadores con consecuencias "alarmantes" para el comercio y la hostelería.