La Alianza Renault-Nissan y Microsoft unen sus fuerzas para desarrollar la futura conducción conectada

Trabajarán de manera conjunta en el desarrollo de servicios conectados de última generación para vehículos.


 

La conducción autónoma está a la vuelta de la esquina y, por este motivo, todos los fabricantes de automóviles están moviendo ficha para situarse en las primeras posiciones de la parrilla antes de darse el pistoletazo de salida. Este es el caso de Renault y Nissan, que acaban de rubricar su firma para colaborar con  la multinacional de origen estadounidense Microsoft, empresa de sobra conocida que está encuadrada en el sector del software y el hardware.

 

Gracias a este acuerdo, los modelos de la alianza franco-japonesa ofrecerán una navegación más avanzada, un mantenimiento predictivo y servicios centralizados en el vehículo, supervisión remota de las prestaciones del vehículo, experiencias móviles externas y actualizaciones inalámbricas en tiempo real. La Alianza tiene como objetivo desarrollar tecnologías y prestaciones de conectividad para apoyar el lanzamiento de más de diez vehículos con conducción autónoma antes de 2020, con servicios que mejoren al máximo el empleo del tiempo libre dentro del vehículo.

 

Estos vehículos ofrecerán un infoentretenimiento más avanzado y los mejores servicios de localización. De este modo, se conseguirá lo siguiente:

 

Permitir que los clientes personalicen y protejan sus configuraciones: los usuarios podrán personalizar sus configuraciones sabiendo que los datos están seguros y que tienen la opción de transferir sus configuraciones de un vehículo a otro, o de bloquearlas e inhabilitar la transferencia. De este modo, nuestro coche nos ofrecerá sugerencias de adaptación de rutas y navegación avanzada, entre otros.

 

Dar acceso a actualizaciones de manera inalámbrica: se podrán descargar actualizaciones de forma inalámbrica para, por ejemplo, obtener el último programa informático de conducción autónoma y aplicaciones para evitar colisiones. 

 

Ayudar a los clientes a estar en contacto: podremos registrarnos fácilmente y comunicar la hora estimada de llegada o, por ejemplo, avisar a los amigos de los cambios de planes. Además, podrán utilizar el pago automático desde el vehículo para peajes de autopista o aparcamiento, con un solo toque desde la comodidad de su asiento. 

 

Vigilar el vehículo a distancia: los propietarios podrán vigilar su vehículo desde cualquier lugar a través de su teléfono móvil u ordenador portátil. También pueden transferir el control a un amigo o familiar que necesite su vehículo, sin entregar llaves físicas. Para ello, utilizarán una aplicación móvil que ayuda a encontrar el vehículo y puede activar la carga y el preacondicionamiento a distancia, y bloquear y desbloquear el vehículo.

 

Proteger el vehículo: el programa de rastreo localiza un vehículo robado y lo inhabilita. La tecnología de “geoperimetraje” crea perímetros invisibles alrededor del vehículo y avisa en el momento en que este entra o sale del área o ruta predefinidas.  

 

Mejorar la experiencia en el vehículo: añadiendo conectividad, los clientes podrán acceder a servicios avanzados de diagnóstico del vehículo, permitiendo que el fabricante ofrezca prestaciones únicas. La recopilación de datos reales sobre el uso ayuda a los ingenieros a mejorar la calidad de fabricación.

Noticias relacionadas