La agricultura y las exportaciones sostienen la economía de la región que cae un 0,1% en el primer trimestre

Así se refleja en la Contabilidad Regional Trimestral correspondiente al primer trimestre de 2013.

El sector primario, a través especialmente de la agricultura, y las exportaciones, han tirado de la economía regional durante el primer trimestre del año, periodo en el que el Producto Interior Bruto fue un 0,1 por ciento mayor que en el último trimestre de 2012 y un 1,8 por ciento mayor que en el mismo periodo del pasado año.

  

Así se refleja en la Contabilidad Regional Trimestral correspondiente al primer trimestre de 2013, periodo en el que la economía regional ha registrado una "mejora sustancial" con respecto al pasado trimestre (pasó del -0,9 por ciento al -0,1 por ciento) aunque la variación interanual fue del -1,8 por ciento.

  

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, quien ha asegurado que la economía regional en el primer trimestre "no ha ido a peor" ha recalcado que los datos son mejores que los correspondientes a la economía nacional, especialmente en el caso de la tasa interanual, y ha atribuido el dato a la tendencia positiva del sector primario y de las exportaciones.

  

Así, la perspectiva de la oferta trasluce una evolución mejor que la nacional por la perspectiva de la cosecha del año mientras que, en el caso de la demanda, su comportamiento es "claramente positivo" ya que las exportaciones han crecido respecto al mismo periodo del pasado año, lo que ha propiciado un aumento del superávit.  

  

En el caso concreto de la oferta, el mejor dato corresponde al sector primario, que registra un crecimiento del 4,5 por ciento --"se espera una gran cosecha, sobre todo de cereales"-- pese al descenso de la producción ganadera, en cualquier caso inferior al aumento esperado de la agricultura.

  

Por su parte, la industria cae un 5,5 por ciento, cifra ostensiblemente peor a la del último trimestre de 2012 (-2,8 por ciento), debido especialmente a la rama energética, que cae un ocho por ciento en el marco de una "temporada mala", según la consejera, quien a emplazado a conocer el futuro de la central nuclear de Santa María de Garoña, que aporta "una parte importante" al sector energético español.

  

En el marco industrial, las manufactureras han bajado un 4,8 por ciento y, en este escenario, el vinculado al sector alimentario cae "pero menos que en el trimestre precedente", según Del Olmo, quien ha cifrado en el seis por ciento el descenso de la construcción, dos décimas superior a la de los tres últimos meses de 2012, debido a la caída de la obra civil y del sector residencial.

  

En el caso del sector servicios, el de mayor peso en la economía regional, cae un 0,9 por ciento, dos décimas menos que en el pasado trimestre; la tendencia negativa, en el caso de los servicios de mercado, mejoró una décima mientras que el de los servicios de no mercado mantiene la tónica negativa pero pasa del -3,5 por ciento del pasado trimestre al -2,7 por ciento del primero de 2013.

 

LAS EXPORTACIONES, CLAVES EN LA DEMANDA

 

La demanda, por su parte, pasó del -2,7 por ciento al tres por ciento en el primer trimestre del presente año aunque el saldo exterior se sitúa en el 1,3 por ciento fruto del crecimiento de las exportaciones en dos décimas sobre el pasado trimestre (se sitúa en el 1,7 por ciento, acumuló un crecimiento del cuatro por ciento este año y del 14 por ciento en marzo) y de un descenso de las importaciones (pasan del 0,2 al -0,1 por ciento) debido a la caída del consumo interno.

  

En el caso de la demanda interna, el consumo final cayó un 2,1 por ciento (en el caso del gasto en consumo de las administraciones públicas, el descenso fue del -5,2 por ciento frente al -1,2 por ciento del gasto en consumo final de los hogares) mientras que, a propósito de la formación bruta de capital, se situó en el -7,3 por ciento (la de capital fijo se situó en el -7,3 por ciento y, en ese marco, la de bienes de equipo fue de -5,1 y el de construcción, en el -9,2 por ciento).

  

Por último y en lo que al empleo se refiere, medido en puesto de trabajo a tiempo completo, bajo un -5,4 por ciento, cifra "ligeramente inferior" al -5,5 por ciento del último trimestre de 2012; en este marco, el empleo en el sector primario crece un 8,1 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado mientras que cae un -1,9 por ciento en el caso de la industria, un -9,2 por ciento en la construcción y un -7,1 por ciento en los servicios.

  

En definitiva, según la consejera, los datos del primer trimestre son "positivos", lo que "anima a tener esperanza" en que este año la Comunidad pueda salir de la recesión, aunque no marcan tendencia, según ha aclarado, ya que para ello hace falta contar con un periodo de tiempo mayor, por lo que a instado a esperar al próximo trimestre para ver, especialmente, la evolución de las exportaciones y los datos de la cosecha.

  

Pilar del Olmo, quien ha recalcado que la Comunidad no corrige sus previsiones del -0,9 por ciento para 2013 debido a la variabilidad de la economía --"los analistas cambian cada tres meses su previsión y nosotros no podemos estar cambiándola cada tres meses"--, ha vinculado el devenir de la economía regional con las medidas adoptadas por el Gobierno y la Junta, punto en el que se ha referido a la nueva senda de consolidación fiscal, que posibilitaría un mayor gasto público para la Comunidad.