Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La afición del Real Valladolid no pudo aguantar más

La afición silbó este sábado al equipo. A.MINGUEZA

La grada de Zorrilla explotó después de que el conjunto blanquivioleta hincara la rodilla este sábado ante el Zaragoza y dedicó una sonora pitada a su equipo cuando terminó el encuentro. Todavía quedan cuatro partidos en casa.

Hasta aquí hemos llegado. La afición del Real Valladolid se plantó este sábado, una vez terminado el partido de su equipo ante el Zaragoza y el cual concluyó con 1-2, para hacer ver que ya no soporta más lo que esta siendo la presente temporada. Y es que son ya muchos los sinsabores y malos momentos que está haciendo pasar el Pucela a sus seguidores, que nada más decretar el colegiado el camino de los vestuarios no dudó el hacer ver su descontento a base de sonoros silbidos.

 

“Claro que lo entiendo, los resultados son los que marcan el devenir de un partido, pero creo que el resultado no ha sido justo”, se justificaba Miguel Ángel Portugal, en rueda de prensa. Pero la cosa no es tan sencilla. No es solo cuestión de resultados, sino de sensaciones, esas que han venido doliendo tanto todos estos partidos.

 

“A la afición se le pueden dar pocos mensajes”, decía por su parte el goleador, Manu del Moral. “Ahora toca ser mas profesional que nunca, ser consciente de lo que supone jugar en el Real Valladolid y consciente de que las opciones cada vez están ms lejos”.

 

Efectivamente, solo queda ser profesional, “por respeto al escudo”. “A la afición no podemos pedirle nada. Es momento de ser responsable”, cerró el delantero. La cuestión es que quedan cuatro partidos en casa de aquí a final de temporada y esta puede hacerse muy larga para lo pronto que se ha pronunciado la afición. Solo el tiempo lo dirá.