“La actividad de los bancos de alimentos no disminuirá en los próximos tres o cuatro años”

El presidente del Banco de Alimentos, José María Zárate, cree que hasta que no haya "pleno empleo" la situación social no mejorará. La Fundación reparte más de 1,7 millones de kilos al año y ayuda a 11.000 personas mensuales.

Medio centenar de voluntarios hacen posible que la actividad de la Fundación del Banco de Alimentos de Valladolid sea posible. Al frente de esta gran familia, José María Zárate, quien en esta entrevista abre las puertas de esta asociación y de su labor altruista. Para Zárate, la crisis ha agudizado la solidaridad de los vallisoletanos, hasta tal punto que se han incrementado las acciones en favor de los más necesitados desde las veinte o treinta que se llevaban a cabo hace unos años a las 150 que se celebrarán en este 2013, en las que se recogerán más de 70.000 kilos de alimentos no perecederos. 

Defina en una frase qué es el Banco de Alimentos

Una asociación que se dedica de una manera altruista a recoger alimentos a las empresas para distribuirlo a gente necesitada, a través de los voluntarios y de la generosidad de las personas.

 

¿La crisis ha agudizado la solidaridad de los vallisoletanos?

Sí. Con toda certeza. En este último año se ha notado que la sociedad de Valladolid ha respondido de una manera magnífica a nuestras peticiones y campañas, han surgido asociaciones, clubes, entidades que quieren aportar y colaborar con esta causa.

 

¿En qué medida ha aumentado la necesidad desde el inicio de la crisis?

Es difícil calibrar esa estadística. Pero en los últimos años se ha notado un aumento en lo que se recibe y también en los alimentos que salen. Si en 2012 estábamos ayudando a una media mensual de algo más de 10.000 personas, este año este número se ha incrementado hasta las 11.000.

 

Se ha incrementado la demanda de alimentos ¿cómo llevan a cabo el milagro de los panes y los peces?

El Banco comenzó desde los inicios con empresas locales como Helios, Patatas Meléndez o Grupo Siro, por ejemplo. En los últimos años se ha aumentado el número de proveedores de la zona, además de otros particulares y, por supuesto, los excedentes de la Unión Europea que se distribuyen a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). A través de todos estos aportes podemos mantener nuestra actividad. No hay que olvidarse de las muchas acciones solidarias que se realizan y que han pasado de las veinte o treinta a las 150 con las que cerraremos 2013, superando los 70.000 kg.

 

 

¿Qué volumen de alimentos mueven cada año?

En 2012 se repartieron un total de un 1,7 millones, en número redondos. Puede llegar a los dos millones, si la aportación de la Unión Europea por cualquier circunstancia es mayor. No obstante, es necesario aclarar que nosotros no distribuimos a personas de forma individual, sino que trabajamos con un registros de unas 200 asociaciones de toda la provincia.

 

El Ayuntamiento les ha cedido un local para oficinas ¿cómo van los trámites?

En estos momentos estamos acondicionando el nuevo local. Ya hemos hecho un lavado de cara y veremos si esta semana podemos empezar a meter mobiliario y poderlo estrenar en breve. Se dedicarán a uso como oficinas, para reuniones con voluntarios, relación con asociaciones y otras gestiones. Nos va a venir muy bien para desahogar el espacio con el que contamos en Callejón de la Alcoholera, que ya se nos queda pequeño.

 

La Fundación ha realizado un llamamiento ante la necesidad de alimentos infantiles

Sí, porque es una población también necesitada y que queremos mejorar esa gestión con las familias. Necesitamos leche de continuación, potitos y todos los alimentos básicos infantiles. De hecho, la Diputación provincial ya ha anunciado una partida de 60.000 euros en el próximo presupuesto destinado a alimentos destinados a esta población.

 

Cree que hay determinadas organizaciones dedicadas al mismo fin de la recogida de alimentos.

Creo que sí y creo que esto ha sido el detonante para que la Junta de Castilla y León, a través de la consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, ponga en marcha un plan de optimización de los medios y surja de la nueva Red de distribución a las familias necesitadas, para que uniendo a todas las asociaciones las ayudas llegan a más gente.

 

¿Cómo afronta el futuro el Banco de Alimentos?

Por los últimos datos parece que las cosas han mejorado algo, pero creo que la actividad o la ayuda de los bancos no disminuirá en los tres o cuatro próximos años. Hasta que en nuestro país no haya pleno empleo o una cantidad de trabajo suficiente la cosa no mejorará.